Blog volver

| 14 cosas que tienes que saber sobre las lentes de contacto

El uso de lentes de contacto presenta muchas ventajas, pero su uso requiere tener en cuanta varios aspectos.

En Todo Óptica,  queremos que además de cuidar tu salud ocular, lentillas estén en perfecta condiciones. Para ello hemos elaborado una lista de cosas que debéis tener en cuenta si os decantáis por utilizar lentes de contacto:

1. Lávate las manos con agua y jabón siempre antes de ponértelas o quitártelas, para así evitar posibles infecciones en las lentillas y, consecuentemente, en tus ojos.

2. Utiliza líquido de lentillas especial para ellas. Si por cualquier cosa en un momento de urgencia no dispones de él, nunca las conserves en agua, utiliza suero fisiológico.

3. Cambia el líquido a diario, no las guardes durante varios días en el mismo.

4. Cada vez que abras un nuevo líquido de lentillas, cambia también el estuche en el que las guardas.

5. Antes de ponértelas, vigila atentamente que no tengan ninguna imperfección, ya que además de molestarte, pueden provocar severos problemas en tu vista.

6. Las lentes de contacto pueden ser diarias, quincenales, mensuales, etc. Nunca las utilices más tiempo del debido por “ahorrar”, ya que están hechas para ser utilizadas en durante el tiempo indicado.

7. No duermas con ellas, ya que te irritarán los ojos y pueden provocarte infecciones.

8. En relación con lo anterior, no las tengas puestas más de 8 horas seguidas, ya que esto irritará tus ojos y puede provocar intolerancia a las mismas.

9. Cómpralas siempre en lugares homologados y recetadas por tu oftalmólogo u óptico, nunca en tiendas en las cuales no sepas la procedencia de las lentes.

10. Si observas cualquier tipo de molestia, acude enseguida a tu óptico, el sabrá dónde está el problema y te buscará otro tipo de lente o solución.

11. Evita ducharte o bañarte en el mar con ellas, ya que pueden entrar en contacto con bacterias que te provocarán graves infecciones.

12. Alguna vez te habrá pasado que te las pones del revés, para saber cómo van, colócatelas sobre la yema del dedo índice y vigila que tengan forma de “cuenco”.

13. Si sufres algún tipo de alergia o tienes los ojos irritados por cualquier otro motivo, no te las pongas hasta que eso se te pase, ya que las lentes de contacto no harán más que aumentar dicha irritación.

14. No te eches colirios o lágrimas artificiales con ellas puestas a no ser que sean específicos para lentes de contacto.

Aunque parezcan demasiadas precauciones, si ya las tienes sabrás que no es algo que realmente requiera gran atención, ya que tendrás todos esos cuidados inconscientemente. Si aún no las utilizas y vas a comenzar a llevarlas, ten en cuenta todos estos consejos.

Recuerda que en Todo Óptica estamos para ayudarte y resolverte cualquier duda que pueda surgirte sobre tus lentes de contactos.

Visítanos en nuestras ópticas de Valladolid o la óptica de Madrid. Nuestro equipo de profesionales estará  a tu disposición para cualquier problema que tengas.

Volver