Blog volver

| 5 consejos prácticos para cuidar los ojos en verano.

1. Para proteger nuestros ojos en verano es fundamental la utilización de gafas de sol. Y como ya se ha expuesto en post anteriores es fundamental vigilar la calidad de las lentes, ya que son las encargadas de filtrar los rayos de sol que van a llegar hasta nuestro ojo.

2. No a las imitaciones. Enlazando con el punto anterior, es muy importante la calidad de las lentes y que hayan pasado los controles de calidad necesarios. A veces, ahorrar unos euros en la compra de las gafas de sol nos puede salir muy caro.

3. Cuidado en la playa. En las playas suele haber aire que transporta pequeñas partículas de arena, es muy importante cuidarse de que no acaben en nuestros ojos. Aunque sea inevitable en muchas ocasiones librarse de la molesta arena en los ojos, los expertos recomiendan parpadear a menudo ya que es el mecanismo natural de defensa y limpieza de nuestros ojos. Una vez dentro del agua es recomendable siempre el uso de gafas de bucear.

4. Evita las lentillas en la medida de lo posible. Sobre todo para ir a la playa o la piscina. La unión de arena o cloro con lentillas no suele traer muy buenos resultados y una lentilla sucia rozando en el ojo puede producir una lesión ocular importante.

5. Ten a mano líquido para limpiarte los ojos. El suero fisiológico puede que sea la mejor opción para la limpieza de los ojos, sin embargo no es ni obligatorio ni necesario; con una botella de agua mineral valdrá para una limpieza ocular. Si no se tiene a mano ninguna de estas lo mejor será parpadear pero nunca deberemos intentar quitarnos la suciedad frotándonos, podría ocasionar una infección.

Además de estos cinco consejos prácticos, no olvides cuidar la alimentación, dejar a los ojos descansar de las pantallas bien sean de ordenador, televisión o teléfonos; e ir a revisar la vista a un especialista al menos una vez cada año.

Esperamos que estos consejos os puedan resultar útiles y que podáis disfrutar del verano con buenos ojos.

Volver