Blog volver

| 5 cosas que evitar para no dañar tu vista


Los ojos son uno de los órganos más importantes  y sensibles del ser humano. Por ello, es sumamente importante cuidarlos. Hace poco hablábamos de la nutrición y cómo nos ayuda internamente a cuidar nuestros ojos: ¿Cómo cuidar la salud visual a través de los alimentos?  Ahora es momento de hablar de los elementos externos  que dañan la visión y como combatirlos:

Algunos elementos externos dañinos para nuestra vista son

Gafas falsas
Las gafas falsas que encontramos en algunos establecimientos o mercadillos, son muy dañinas para la vista.  Los cristales o lentes no están homologados y no ofrecen la protección que necesitas contra el sol. Este tipo de cristales (incluso plásticos) habitualmente no filtran las radiaciones solares haciendo que tus ojos las reciban directamente. A primera vista, es muy probable que no nos demos cuenta de la calidad de estos cristales pero a largo plazo las consecuencias son fatales. Asegúrate que los cristales de las gafas están  homologados y el establecimiento que lo vende ofrece todas las garantías legales en este tipo de productos.

Sol
Al igual que proteges la piel al ir a tomar el sol, nuestros ojos necesitan prevenir los efectos nocivos de los rayos del sol. Para empezar  no mires directamente al sol, si lo hacemos muchas veces y por mucho tiempo sin ninguna protección puedes sufrir dañosen la retina y lesiones termales. El sol puede llegar a quemar los conos y bastones de los ojos. En el momento no se siente ningún tipo de dolor, pero con el tiempo se notarán cambios e incluso zonas ciegas en el ojo. Los rayos ultravioleta provocan envejecimiento prematuro y el daño en los ojos puede ser permanente.

El aire acondicionado
Los cambios de temperatura y el aire afectan a nuestros ojos. En verano cuando se encienden los aires acondicionados nuestros ojos sufren de sequedad. Hay que intentar mantenerlos hidratados con lágrimas artificiales. Si notas que afecta demasiado a tus ojos y no puedes controlar el aire acondicionado, utiliza un humidificador para que tus ojos no se irriten. De cualquier manera evita, en lo posible, estos ambientes y visita al oftalmólogo.

Playa
En la playa hay varias precauciones que debemos tomar para cuidar nuestros ojos, sobre todo con los niños. El agua de mar y la arena pueden provocar irritación en nuestros ojos. Hay que tener precauciones para evitar que la arena y el agua salada afecten negativamente en nuestra visión. Dentro del mar hay que mantener los ojos cerrados, la sal puede hacer que nos ardan y que sea insoportable. Una manera de evitarlo es utilizar gafas de protección para el agua y enjuagar de vez en cuando los ojos con agua dulce.

Piscinas
El cloro de las piscinas nos puede irritar mucho los ojos, puedes leer un poco más de cómo evitarla y como cuidar tus ojos en el post: ¿Cuáles son los efectos del cloro en los ojos?


Busca la manera de evitar que estos agentes externos arruinen tu día. Si no cuidamos nuestros ojos, algo que en principio no parece importante, puede causar daños irreversibles en la vista. Pásate por las ópticas de Valladolid o de Madrid y pregúntanos tus dudas. 

Volver