Blog volver

| 8 reglas básicas para cuidar la salud visual




Según los cálculos de la O.M.S, cada año se quedan ciegas 7 millones de personas, por eso, el Día Mundial de la Visión pretende generar conciencia social sobre la importancia de la salud visual y los tratamientos para evitar la pérdida parcial o absoluta de la visión.

Desde este blog, queremos dejaros algunas recomendaciones esenciales para el cuidado de la visión, desde los primeros años de vida:

▶  La primera revisión visual debe hacerse en los primeros 12 meses de edad, se recomienda a los 6 meses. Si los niños son prematuros, la recomendación es en las primeras semanas.

▶  A los 3 años, edad aproximada con la que empiezan su periodo escolar, es recomendable repetir el examen visual ya que, hasta los 8 años aproximadamente, el ojo se está desarrollando. Detectar cualquier patología a edades tempranas, como el ojo vago o el estrabismo, ayudará a corregirlas.

Durante el periodo escolar es importante realizar revisiones anuales, distintos estudios han demostrado que un 30% del fracaso escolar se debe a algún tipo de deficiencia visual sin diagnosticar. Los problemas más comunes suelen ser estrabismo, hipermetropía, “ojo vago” y miopía.

▶ La alteración hormonal durante la adolescencia puede conllevar un aumento en las dioptrías, si ya existía ese problema, o la necesidad de usar gafas debido a una pérdida visual que antes no existía.

▶ De los 20 a los 40, las revisiones pueden detectar posibles desprendimientos de retina u otras patologías, ya que la graduación se suele estabilizar.

▶ Entre los 40 y los 45, empiezan a aparecer signos de vista cansada o presbicia, las revisiones a esta edad son importantes porque pueden revelar patologías que pueden llevarnos a la posible pérdida de visión.

▶ A partir de los 60, las revisiones pueden detectar la degeneración macular asociada a la edad o las cataratas, que pueden afectar a la agudeza visual y producir cambios en la graduación. Procesos normales relacionados con la edad y que, diagnosticados a tiempo, pueden solucionarse mediante cirugía.

▶ En algunas ocasiones hemos comentado que los ojos son una ventana no solo hacia el exterior, también hacia el interior de nuestro cuerpo. La diabetes es una de esas enfermedades que se pueden detectar en una revisión ocular, incluso antes de mostrar otros síntomas de este problema.

La diabetes suele ir acompañada de rinopatía diabética, tercera causa de ceguera irreversible del mundo, por lo que las revisiones, si se padece esta enfermedad, deben ser frecuentes.

▶ La genética también juega un papel importante, hay enfermedades de origen genético que son hereditarias, como la degeneración macular y el glaucoma. Si hay antecedentes familiares, las revisiones deben ser obligatorias.

Desde Todo Óptica incidimos en la importancia de cuidar vuestra visión y la realización de revisiones, como mínimo una vez al año. La prevención ayuda a detectar problemas que, si son diagnosticados a tiempo, siempre tienen una mejor solución.

Volver