Blog volver

| Alimentos de verano para tus ojos



El verano es, con diferencia, la época del año en la que encontramos una mayor variedad de alimentos en el mercado: frutas, verduras y pescados de temporada, que, añadidos a nuestra dieta, son un plus de vitaminas para nuestros ojos.

El pescado azul, como por ejemplo las sardinas, el atún o los boquerones, son ricos en Omega 3 que tiene un papel fundamental en el desarrollo visual y la función de la retina. Ayuda a tratar los problemas del nervio óptico, así como el síndrome del ojo seco y la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

La carne roja contiene un elevado nivel de Zinc, mineral esencial relacionado con la producción de melanina, pigmento que, entre otras partes del cuerpo, tenemos en nuestros ojos.
Tampoco hay que abusar, ya que consumir carne roja en exceso pude aumentar el riesgo de padecer DMAE.

Frutas y verduras:

Las zanahorias, melocotones, naranjas y ciruelas son ricos en luteína y zeaxantina, antioxidantes que previenen el envejecimiento, protegen los ojos de los rayos UV y de la luz azul de las pantallas. Reducen el riesgo de padecer DMAE.

Verduras como las espinacas, berros, lechugas, acelgas, canónigos…tienen en común el color verde que les aporta luteína, zeaxantina y vitamina E, potentes antioxidantes beneficiosos para el cristalino y la conjuntiva. Previenen la aparición de cataratas y DMAE. Para una mayor absorción es mejor consumirlas crudas que cocinadas.

Los tomates contienen licopeno, que favorece la circulación sanguínea, a través de la que llegan los nutrientes a los ojos. La cantidad de licopeno depende de la variedad de tomate y su estado de maduración. Los que contienen más son los tomates pera con un mayor grado de madurez. Además, también tienen un alto contenido en luteína y la zeaxantina, que como ya hemos dicho, están asociados a la prevención de cataratas y de la degeneración macular de los ojos, siendo el alimento ideal para proteger la vista de los rayos UV.

Otras frutas como la fresa o el melón son ricos en vitamina C, gracias a la cual podemos proteger nuestros ojos frente a las cataratas debido al aporte tan alto en antioxidantes que poseen. Según la Asociación Americana de Optometría, tomar 500 mg al día de vitamina C ayuda a disminuir un 19% la pérdida de la agudeza visual y un 25% la progresión de la degeneración macular relacionada con la edad.

Otra opción, sobre todo si te apetece picar entre horas, son los frutos secos. Las nueces son ricas en Omega-3 y sobre todo, los pistachos, unos de los frutos secos más beneficiosos para nuestra visión.

Desde Todo Óptica te recomendamos una dieta sana y equilibrada, sin olvidar que los alimentos ricos en antioxidantes y ácidos grasos Omega-3, son los mejores para tener una buena salud visual.

Volver