Blog volver

| Audiometría


Una prueba de audiometría consiste en un estudio de la capacidad de las personas para escuchar sonidos. Los resultados se plasman en un audiograma.

En los recién nacidos es una prueba muy común, puesto que ayuda a prevenir la sordera y con ello el número de sordomudos. Aunque tiene particularidades adaptadas a su edad.

También se realiza a trabajadores de ciertos sectores en los que están sometidos a sonidos muy elevados.
Si desde hace un tiempo, notamos que necesitamos que nos repitan varias veces las cosas o nos perdemos parte de las conversaciones, incluso el volumen de la televisión no para de ascender, puede que sea hora de realizarnos una audiometría.

Además de estos signos de una posible pérdida auditiva, también se recomienda realizar la prueba:

• Si hemos padecido enfermedades o infecciones crónicas del oído.
• Si existe un riesgo hereditario de sufrir pérdida de audición.
A partir de los 60 años también es recomendable realizar una prueba cada cierto tiempo por la mayor probabilidad de sufrir una pérdida de audición progresiva y controlar su evolución.

A la hora de realizar la prueba podemos estar tranquilos puesto que no causa ningún dolor, eso sí, puede que necesitemos tener un poco de paciencia ya que la duración varía desde los 10 minutos hasta 1 hora.

El único requisito que hay que tener en cuenta es que el oído este limpio, sin cera que pueda interferir en los resultados.

La prueba consta de diferentes fases; en un primer momento el médico comprobará si realmente existe una necesidad de realizar la prueba. Si la respuesta es afirmativa a través de un otoscopio observará el tímpano y el interior del conducto auditivo.  Posteriormente nos pondremos distintos tipos de cascos con altavoces, alternando el oído derecho e izquierdo. A través de ellos se emiten sonidos, el médico nos pedirá que levantemos la mano, presionemos un botón o indiquemos con algún otro gesto cuando escuchemos un sonido. Esto sirve para controlar la intensidad (volumen) mínima requerida para escuchar cada tono.

Cuando el médico haya recogido suficiente información finalizará la prueba y los resultados los obtendremos  inmediatamente por lo que se podrá poner en marcha un tratamiento en el momento si es necesario.

En Todo Óptica C/Labradores 22, disponemos de un centro auditivo con la última tecnología, en el que podemos realizar un estudio integral de la audición y garantizar vuestra salud auditiva. En el caso de que necesitaras un audífono, os ofrecemos la posibilidad de probarlo de forma totalmente gratuita y comprobar cómo funcionaría en vuestra vida diaria sin compromiso.
Y así volveréis a sentir que vivís con los 5 sentidos a pleno rendimiento.

Volver