Blog volver

| Calabaza, una hortaliza de otoño que refuerza nuestra visión


La calabaza no es solo un elemento decorativo para Halloween, además está llena de nutrientes, vitaminas y minerales. Consumirla con cierta regularidad en esta época en la que es un producto de temporada, puede aportarnos múltiples beneficios.

1. La calabaza mejora nuestra visión. El fuerte color naranja de las calabazas proviene de su riqueza en betacaroteno, que se convierte en vitamina A y es esencial para la salud de los ojos, ayudando a que la retina absorba y procese la luz. Una ración de calabaza contiene más del 200% de la ingesta diaria de vitamina A recomendada para la mayoría de las personas, lo que la convierte en una opción extraordinaria para la salud visual. Dicha vitamina, junto a la luteína y la zeaxantina, todas presentes en la calabaza, son conocidas por mejorar la visión en condiciones de poca luz y por proteger contra diversas enfermedades de los ojos, como las cataratas o la degeneración macular.

2. Nos protege contra el cáncer, ya que es una fuente de carotenoides, licopeno, zeaxantina y luteína, que actúan como antioxidantes neutralizando las sustancias químicas conocidas como radicales libres, que pueden dañar las células sanas y convertirlas en células cancerígenas.

3. La calabaza estimula el sistema inmunológico. Además de ser una buena fuente de vitamina A, las calabazas contienen vitamina E, vitamina C y hierro que ayudan a mantener un sistema inmunológico saludable. La vitamina E protege las membranas celulares y se ha demostrado que mejora la capacidad de los linfocitos T para luchar contra bacterias y virus. La vitamina C y el hierro ayudan a que las células inmunológicas se desarrollen adecuadamente. La calabaza cuenta con casi el 20% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, lo que podría hacer que te recuperes de los resfriados más rápidamente.

4. Protege nuestro corazón. Ayuda a reducir el colesterol malo LDL y aumentar el colesterol bueno HDL. También son una buena fuente de magnesio y potasio. El potasio ayuda a mantener la presión arterial normal y el magnesio estabiliza el ritmo cardiaco.

5. Protege la piel y los huesos. La calabaza ayuda a que tengamos la piel, los dientes, los huesos y las membranas mucosas más sanas. Al ser rica en antioxidantes, zinc y vitaminas A, C, y E, ayuda a reparar la piel y los tejidos. El magnesio, el calcio y el zinc que se encuentran en las semillas son importantes para la formación y el desarrollo de los huesos.

6. Ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre por su contenido en fibra y betacarotenos, por lo que resulta muy aconsejable para las personas diabéticas. También contribuyen a evitar la retinopatía diabética, una afección visual derivada de esta enfermedad crónica de la diabetes.

Cuida tu alimentación para proteger tu cuerpo.

Ven a realizarte revisiones periódicas a Todo Óptica para mantener tu salud visual.

Volver