Blog volver

| Cómo afectan los distintos sistemas de iluminación a nuestra vista



La retina es la parte del ojo que más puede verse afectada por la luz, hay dos tipos de receptores en la retina, los bastones que son sensibles a la intensidad de la luz y los conos, responsables de la visión del color.

Los daños se pueden producir por la exposición a una luz intensa en un espacio de tiempo corto o por la exposición a una luz de intensidad moderada de forma continua.

La iluminación juega un papel muy importante en la salud ocular y también en nuestra salud general. Estudiar o leer con una buena iluminación o con luz natural, cuidar el tiempo que pasamos frente a las pantallas digitales, son frases de todos conocidas y muchas veces olvidadas.

Una mala iluminación o un mal uso puede provocar:

> Cansancio
> Dolor de cabeza
> Fatiga ocular
> Estrés

Es muy importante conseguir el equilibrio entre la calidad, la cantidad y la estabilidad de la luz, factores de una buena iluminación para procurar ausencia de reflejos, contrastes excesivos, uniformidad en la iluminación y minimizar el parpadeo.

Partimos de la base de que la mejor iluminación es la luz natural, aunque no siempre podemos tenerla con la intensidad adecuada para desarrollar nuestras distintas actividades.

A lo largo del tiempo, los sistemas de iluminación han evolucionado significativamente: fluorescentes, luces halógenas o LED, pero… ¿Cuáles son los más adecuados?

Las bombillas incandescentes, prácticamente ya están en desuso ya que consumen más energía y son más costosas, han sido sustituidas por luces de bajo consumo. Sin embargo, la luz que emiten es más natural, por lo que pueden causar menos problemas de salud.

Los fluorescentes. Tienen una luz cálida, el inconveniente sería el parpadeo que pueden generar, molesto para la vista.

Las luces halógenas. Emiten una luz más blanca, pero pueden emitir más radiaciones ultravioletas que causan distintos problemas oculares.

Las luces LED aportan luz blanca, bajo consumo, son más eficientes y tienen una mayor durabilidad. El problema es la alta intensidad y la mayor emisión de luz azul.

En TodoÓptica os recomendamos que tengáis en cuenta una iluminación correcta a la hora de realizar distintas actividades, de esta manera cuidaréis vuestra vista.

Volver