Blog volver

| Cómo detectar y tratar los problemas de audición


Detectar problemas de audición es vital, ya que este sentido nos ayuda a comunicarnos y relacionarnos con nuestro entorno.

En primer lugar, uno de los factores más comunes que se da cuando se trata de pérdida de audición es hablar más alto de lo habitual, ya que imposibilita hasta el mero hecho de oír nuestra propia voz. También podemos comprobar que se convierte en una tarea complicada poder mantener conversaciones grupales o telefónicas y puede ser frecuente que en las personas afectadas se produzcan cambios de humor, irritabilidad, aislamiento social e incluso, depresión.

Con los más pequeños de la casa también hay que tener mucho cuidado y observarlos de cerca. En el caso de los niños, es común que cuando comienzan a tener problemas auditivos, cambian radicalmente su forma de actuar, parece que no prestan atención, comienzan a preguntar continuamente “¿Qué? o ¿Cómo?”, suben el volumen de sus aparatos electrónicos por encima de lo normal… Otros indicadores importantes pueden ser que el rendimiento académico se vea afectado o el hecho de que experimente infecciones de oído continuas.

Entonces, ¿Cómo se puede diagnosticar clínicamente la pérdida de audición?

Aquí te explicamos cuatro de las pruebas más comunes para detectar problemas relacionados con el oído:

1. La audiometría clínica, es un examen auditivo para determinar el grado de audición. Se realizan en cabinas de audiometría, para analizar la tonalidad del sonido y el umbral auditivo del paciente.

2. La timpanometría, mide cómo reacciona el tímpano a los cambios de presión de aire en el conducto auditivo, se puede determinar la salud del tímpano y del oído medio.

3. La impedanciometría, test para valorar cómo se comporta la onda sonora en el oído medio, de esta forma podemos medir cómo responde el oído al sonido. 

4. Por último, la logoaudiometría o audiometría verbal. Esta técnica necesita de la participación del paciente, ya que consiste en medir su comprensión verbal, evaluando así si los daños o problemas en la audición afectan a la comprensión del lenguaje.

Cuanto antes se detecte la posible pérdida de audición, antes se podrá remediar.

Por eso, te aconsejamos que pases por Todo Óptica de la calle Labradores y le pongas solución cuanto antes. El centro óptico con servicio de audiometría, que pone a tu alcance la última tecnología. Consigue tus audífonos con todas las garantías.

Volver