Blog volver

| Cómo limpiar las gafas sin dañar los cristales




Recurrir a lo que tenemos a mano para limpiar nuestras gafas, papel de cocina, el borde de una camiseta o un pañuelo de papel, suele ser una práctica habitual.

El problema de limpiar nuestras lentes con estos productos no es su composición, sino las pequeñas partículas de polvo, arena y otros elementos que pueden tener, que no son visibles a simple vista y que pueden rayar incluso los cristales con tratamiento antirrayado.

Para una correcta limpieza de las lentes de las gafas deberemos colocarlas bajo el grifo y con agua tibia, conseguiremos que el agua arrastre cualquier tipo de partícula. Posteriormente limpiaremos cada cristal por ambas caras con una gota de jabón neutro. Otros tipos de jabón como el lavavajillas pueden contener elementos abrasivos, que pueden dañar los distintos tratamientos del cristal. Una vez limpias se deben secar con paño fino, como las gamuzas que suelen entregar en las ópticas, comprobando siempre que estén limpios.

En las ópticas también podemos encontrar toallitas húmedas y sprays para limpiar los cristales, aunque siempre es mejor limpiarlas como hemos dicho anteriormente.

Las monturas se limpian igualmente con agua tibia y jabón neutro, teniendo especial precaución con el secado para evitar la posible oxidación de los elementos metálicos.

Al limpiar las gafas lo mejor es sujetarlas por el aro del cristal que se está limpiando, aunque sea más cómodo hacerlo al contrario, ya que con la presión podríamos deformarlas.

Las gafas de sol se limpian de la misma manera.

Otras recomendaciones para el cuidado de tus gafas son:

> No dejarlas expuestas nunca a una fuente de calor o al sol. Ya que el calor dilata y deforma los materiales.

> No dejar nunca las gafas con los cristales apoyados sobre la mesa o cualquier superficie, ya que se podrían rayar. Lo mejor es dejarlas con las patillas abiertas y al revés, ya que se consigue una mayor estabilidad.

> Los accesorios como cadenas y cordeles son muy cómodos, pero debemos tener cuidado ya que pueden quedar expuestas a golpes, deformaciones u otros daños.

Si tienes alguna duda sobre el cuidado de tus gafas, ya sean ópticas o de sol, en Todo Óptica estaremos encantados de asesorarte y resolver tus dudas.

Volver