Blog volver

| Cómo mitigar el estrés visual



Una de las principales causas del estrés visual es la cantidad de horas diarias que pasamos frente a distintos tipos de dispositivos electrónicos y que se ha ido intensificando en los últimos años, llegando a afectar a un 80% de la población.

Algunas de las consecuencias del estrés visual son:

  • Visión borrosa.
  • Dificultad para enfocar.
  • Dolor de cabeza.
  • En algunos casos visión doble.
  • Sensación de picor.
  • Lagrimeo constante.
  • Sequedad ocular.
  • Hipersensibilidad a la luz.

Para aliviar estas molestias es aconsejable:
  • Enfocar la vista en un objeto distante al menos una vez cada hora. Mirar al infinito hasta ver un objeto lejano de forma nítida.
  • Filtros de luz azul.
  • Cuidar la postura.
  • Vigilar la inclinación de la cabeza con respecto a la pantalla.
  • Trabajar con buena iluminación.
  • Potenciar la frecuencia de parpadeo frente al ordenador.

En Todo Óptica disponemos de una tecnología de última generación, Biofinity Energys, para que los usuarios de lentes de contacto puedan realizar actividades, con y sin pantallas.
 
Su diseño óptico con Digital Zone Optics, permite al usuario relajar su visión tanto en actividades de cerca como de lejos, ayudando a realizar el esfuerzo acomodaticio.

¡Consúltanos!

Volver