Blog volver

| ¿Cómo proteger tus ojos contra el frío?


 Las bajas temperaturas y el frio hacen que la mucosa que cubre el globo ocular y la cornea se reseque. Las glándulas lacrimales disminuyen la producción  de lágrimas, responsables de la lubricación ocular, y hace que se produzca este síndrome, que puede crear sensaciones como visión borrosa, picor, quemazón, ardor o la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo. Los ambientes con calefacción alta tampoco ayudan, ya que incrementan la sequedad ambiental que perjudica a los ojos.

Además la sobreexposición a los rayos ultravioletas, puede producir inflamaciones y enrojecimiento favoreciendo la aparición de cataratas y la degeneración macular asociada a la edad.

Algunos consejos para evitar el síndrome del ojo seco:

Parpadear a menudo para incentivar la producción de lágrimas de una forma natural, igual que si pasa periodos  largos frente a la pantalla del ordenador.

Proteger tus ojos con gafas de sol o cerrando los ojos frente al viento.

• Utilizar lágrimas artificiales, evitando colirios que contengan corticoides

• La alimentación también contribuye a paliar el síndrome del ojo seco, procura incluir en tu alimentación productos que sean ricos en omega-3.

No frotar los ojos.

Lavarlos con suero fisiológico

• Utilizar humidificadores y supervisar la calefacción.

En el caso en que los síntomas persistan será necesario visitar al oftalmólogo para evitar problemas de mayor gravedad.

Es muy importante que en los meses fríos, protejamos nuestros ojos con gafas de sol con un filtro adecuado, sobre todo si vamos a practicar deportes como el esquí, snowboard, alpinismo o bicicleta entre otros. Debemos tener en cuenta que la nieve refleja hasta el 80% de la radiación solar, la sobreexposición produce irritación en la superficie de la cornea y la conjuntiva llegando a causar pequeñas úlceras cornéales.

Desde Todo Óptica te recordamos que también en invierno, hay que tomar precauciones para cuidar nuestra vista.

Volver