Blog volver

| Consejos para adaptarse a las gafas progresivas



Una de las dudas más frecuentes que se plantean es el tiempo es necesario para adaptarse a las lentes multifocales, ya que incorporan distintas graduaciones en una sola gafa. No debemos preocuparnos, pero sí debemos tener un poco de paciencia. Aunque en un principio presente cierta dificultad, el periodo de adaptación es corto y las ventajas son muchas.

En las lentes multifocales, las graduaciones ocupan distintos espacios de la lente, la parte inferior está graduada para las distancias cortas, la central para las distancias medias y la superior para ver de lejos.

Las ventajas son muchas:

> No tener que cambiar de gafa para cada situación.
> Visión nítida a cualquier distancia, que nos aporta comodidad y autonomía.
> Aumentan el campo visual, con una ligera transición.

Pero hay que acostumbrase a estos cambios, los problemas que pueden aparecer durante los primeros días, como la visión borrosa de los campos laterales, desaparecen al poco tiempo.

Consejos para adaptarse a las lentes progresivas:

> Lo primero es hacerte una revisión visual completa para detectar todos los problemas oculares y poder ofrecerte una solución que tenga en cuenta aspectos como tu profesión, estilo de vida y necesidades. Tu óptico/optometrista te ayudará en el proceso de elección y adaptación.

> Cuando estés en casa, aprovecha para hacer ejercicios de adaptación como sentarte y levantarte mirando un punto fijo, consiguiendo que el cerebro se acomode a los distintos cambios de visión.

> Durante los primeros días los movimientos de la cabeza deben ser suaves, pasando de miradas de cerca como leer un libro o consultar la pantalla del teléfono móvil, a mirar objetos más lejanos.

> Es importante coordinar el movimiento de la cabeza con el de los ojos para enfocar correctamente porque si miras de reojo, la visión puede ser borrosa e incluso te puedes marear.

Esta coordinación es fundamental a la hora de subir y bajar escaleras, si no bajamos la cabeza para mirar los escalones y enfocar a través del centro o la parte superior de la lente, podemos ver borroso y perder el equilibrio.

> Para finalizar, uno de los consejos más importantes, compra tus gafas progresivas en una óptica especializada. El óptico/optometrista es el profesional que sabe cómo evaluarte la vista y determinar todas las referencias precisas para graduar tus lentes.

Ven a visitarnos a Todo Óptica, te realizamos un estudio optométrico personalizado que nos proporciona el diagnóstico adecuado para la graduación de tus gafas progresivas.

Volver