Blog volver

| Consejos para limpiar tus ojos correctamente



Los rayos UV, la contaminación, el polvo u otro tipo de alérgenos que forman parte de nuestra vida diaria, pueden contribuir a la aparición de alergias, irritaciones o incluso infecciones.

A esto hay que añadir el uso de cosméticos que pueden afectar a nuestras pestañas y párpados y que requieren una eliminación y cuidado especial, con productos específicos para su limpieza.

Cuando no tenemos ningún tipo de patología especial, lavarnos la cara y la zona de los ojos a diario, como higiene, sería suficiente.

Otro caso es cuando tenemos blefaritis, conjuntivitis o irritación debido a algún tipo de alergia, bastante común en algunas épocas del año como la primavera. En estos supuestos, los ojos necesitan un cuidado especial.

Lo mejor en estos casos es limpiarlos con toallitas o gasas específicas que están esterilizadas y contienen productos específicos para limpiar, calmar y desinflamar la zona.

Es importante desechar los remedios caseros, seguro que en alguna ocasión habéis oído o incluso habéis usado manzanilla para limpiar o calmar los ojos, sin embargo, no es nada aconsejable por distintos motivos:

> No es una solución estéril.
> Sus compuestos pueden generar irritación y alterar la flora ocular.
> No existe ninguna evidencia científica sobre sus supuestos beneficios.

Sí que es correcto el uso de suero fisiológico, una solución de cloruro de sodio que no produce irritación. Esta solución estéril es muy útil para mantener la higiene ocular cuando se padece conjuntivitis o algún tipo de alergia, aplicándolo sobre el ojo con una gasa esterilizada.

El maquillaje también puede irritar nuestros ojos, por eso, es importante usar cosméticos de calidad y no compartirlos ya que podemos sufrir el contagio de alguna patología. También hay que evitar maquillar la zona del lacrimal porque podríamos bloquear el conducto.

Al desmaquillarnos, es importante prestar atención para que el producto no entre en nuestros ojos y hacerlo con movimientos suaves y hacia la nariz. Si queremos evitar problemas en los párpados y las pestañas, que actúan como protectores de nuestros ojos, no debemos acostarnos sin quitarnos el maquillaje.

En Todo Óptica te recomendamos usar productos específicos para la limpieza ocular y no arriesgarte con remedios caseros que pueden empeorar el problema. Tus ojos son únicos, ¡cuídalos!

Volver