Blog volver

| Consejos para proteger las gafas de sol


Las gafas de sol han pasado de ser un complemento, ha ser algo necesario. Diseñadas especialmente para que los rayos UV no incidan directamente en nuestros ojos. Están hechas con materiales muy resistentes, lo cual no significan que vayan a durarnos toda la vida.

La playa es un ambiente con mucha humedad, arena y sal del agua, que pueden dañar nuestras gafas.

Por eso queremos compartir unos consejos, para prolongar la vida útil de tus gafas de sol:

No apoyes tus gafas de sol contra superficies duras, ni las dejes expuestas directamente con temperaturas elevadas, ya que el sol podría dañarlas. En la playa las temperaturas se incrementan significativamente y los rayos solares suelen impactar fuertemente en todos los elementos, incluyendo las gafas de sol.

No te bañes con las gafas puestas, la sal del mar puede afectar a la montura y a otro tipo de elementos metálicos, ya que pueden oxidarse. Las lentes además con la salinidad del agua suelen adquirir un aspecto opaco que puede afectar a la protección de los rayos UV.

• Al estar al aire libre, el polvo y la arena, las mancharán casi constantemente, por eso es importante que las limpies con agua y un jabón neutro, secándolas posteriormente con un paño suave. Si la montura es metálica procura humedecerlas lo menos posible.
Vamos, que lo de limpiar las gafas con la toalla en la que estamos tumbados, no es en absoluto recomendable.

Al quitártelas es recomendable que uses las dos manos para que no se deformen las varillas y evitar que se te caigan.

Sujétalas siempre por la montura, pero si estás en la playa con mayor razón, evitando que se rayen con la arena o el agua salada e impidiendo que entren en contacto con productos químicos, como las cremas solares.

La mejor manera de proteger tus gafas de sol es guardarlas en su funda, eligiendo un estuche adecuado en el que entren con holgura. Los más recomendables son los estuches rígidos, que las protegen de deformaciones, el polvo y posibles roturas. La funda es indispensable para proteger tus gafas cuando no las llevas puestas.

Independientemente de los cuidados que prestes a tus gafas, con el tiempo se rayan o las lentes se vuelven opacas.

Aprovecha las magníficas rebajas  que te ofrece Todo Óptica y renueva tus gafas de sol. Ya sabes que es conveniente tener dos pares. Si conduces nunca está demás llevar unas de repuesto en el coche.

Volver