Blog volver

| Cuándo comprar unas gafas progresivas

¿Sabías que casi el 70% de los españoles padece vista cansada o presbicia?

Si tienes más de 40 años y empiezas a notar que te cuesta desempeñar actividades rutinarias como leer, coser o trabajar con cualquier objeto pequeño y, además, observas que al alejar los objetos mejora la visión, es prácticamente un síntoma claro de presbicia.

La presbicia consiste en un aumento de la rigidez del cristalino, lo que provoca una gran dificultad para enfocar bien los objetos cercanos. Esta alteración, se caracteriza por afectar más tarde a los miopes que al resto de personas con otras deficiencias visuales o con visión perfecta.
Suele aparecer antes sobre todo en aquellas personas que pasan muchas horas viendo la televisión, trabajando con el ordenador o con otros aparatos electrónicos.

Si confirmamos este problema con nuestro óptico u oftalmólogo, ¡necesitamos urgentemente unas lentes apropiadas!. Podemos distinguir entre:

  * Lentes monofocales: son las también conocidas como gafas de lectura, y sólo mejoran la visión a distancias cortas. Si quieres ver algo que se encuentre un poco lejano te las tendrás que quitar, ya que te dificultan tu propia visión. El inconveniente que presentan es que te las tienes que poner y quitar continuamente.

  * Lentes bifocales: se diferencian de las anteriores en que permiten ver tanto de cerca como de lejos. Si miras por la parte superior del cristal, verás los objetos lejanos; en cambio, si miras por la parte inferior, verás los que se encuentran a corta distancia. El principal inconveniente es que en la región central no se ve prácticamente nada por el cambio brusco de graduación. 

  * Lentes progresivas: son el mejor tipo de lentes para tratar la presbicia. Se diferencian de las bifocales, en que estas en la región central sí que presentan graduación para ver las zonas intermedias. Además no tendrás que quitarte las gafas en ninguna ocasión, ya que permiten ver perfectamente en distintas situaciones.

Todo depende de dónde tengas mayores dificultades para enfocar los objetos, pero casi siempre la mejor opción suelen ser las gafas con lentes progresivas.

Visítanos en cualquiera de nuestras Ópticas de Valladolid o de Madrid. Estudiaremos tu caso y tu graduación, y te aconsejaremos qué tipo de lente es la más adecuada a tus necesidades.

Volver