Blog volver

| ¿Cuándo debes renovar tus gafas?



La razón principal para renovar las gafas es que hayan dejado de cumplir su principal función, que es solucionar los problemas de visión.

Según el Libro Blanco de la Visión, el 72% de las personas que usan gafas, no acude a revisiones periódicas. Nos acostumbramos a una mala visión, ignorando que tal vez hayan aumentado las dioptrías o que se pueda haber generado algún problema visual añadido.

Generalmente no cambiamos de gafas a no ser que se rompan, por rayaduras y a veces por una cuestión estética, sin tener en cuenta que la pérdida de visión suele ser progresiva, no es algo que pase de golpe.

Por eso os recordamos siempre la importancia de las revisiones periódicas, que nos servirá para comprobar si han aumentado nuestras dioptrías y por tanto la graduación de las lentes.

En los adultos, los cambios en la visión suelen ser más lentos, por eso con una revisión anual será suficiente, anticipándonos a los posibles cambios.

En los niños la frecuencia debe ser mayor, por eso, se recomiendan las revisiones cada seis meses, una vez que se ha comprobado la necesidad de usar lentes. En plena época de crecimiento las dioptrías cambian con más rapidez hasta estabilizarse, además hay que tener en cuenta que, debido a ese crecimiento, las gafas pueden dejar de ser cómodas.

Un pequeño cambio en las dioptrías puede causar dolores de cabeza, fatiga visual o visión borrosa.

Las gafas son un objeto de uso diario, se deterioran a pesar de que la tecnología nos aporta monturas y lentes de gran resistencia y durabilidad.

Una visita a nuestra óptica nos permitirá comprobar si las monturas están bien ajustadas y el buen estado de las lentes, ya que algunas rayaduras, aunque sean pequeñas, pueden producir distorsiones en la visión.
¡Ven a Todo Óptica a renovar tus gafas!

Volver