Blog volver

| El astigmatismo


Se produce cuando la córnea (la capa más externa y transparente) no presenta la misma curvatura en todas las zonas, tiene areas irregulares por eso, cuando recibimos la luz procedente de los objetos se enfoca en más de un punto de la retina provocando la visión borrosa y distorsionada. Con una visión normal enfocaríamos en un solo punto,

La labor de la cornea en la visión es sumamente importante, ya que refracta la luz para que la imagen que estamos viendo se proyecte en la retina y gracias a las células fotoreflectoras la luz se transforma en impulsos nerviosos, que a través del nervio óptico se trasladan al cerebro.

Otro tipo de errores de refracción son:
La miopía
La hipermetropía

La causa de esta irregularidad suele ser genética, aunque también puede producirse por un traumatismo o alguna enfermedad.

Podemos encontrar varios tipos de astigmatismo:

Simple: afecta a un solo eje.
Compuesto: Está asociado a otra patología ya sea, asociado a la miopía o con la hipermetropía.
• También puede existir un mixto, un eje se enfoca delante y otro detrás.

Dependiendo de la edad o del tipo de astigmatismo, los síntomas pueden ser distintos e incluso no notarse si es reducido.

Los síntomas más habituales son los siguientes:

• Se perciben las imágenes distorsionadas
• Se reduce la agudeza visual, especialmente la lejana
• Se dificulta el cambio de visión entre espacios cercanos y lejanos
• Se ven peor los detalles precisos y sutiles, pérdida de definición visual
• Dolores oculares y de cabeza, enrojecimiento y picor de ojos, mareos por el esfuerzo del ojo al intentar compensar los defectos visuales, sobre todo ocurre en el astigmatismo relacionado con la hipermetropía.

Para detectarlo necesitamos un examen oftalmológico completo, ya que no se puede prevenir, y se puede optar por corregirlo mediante gafas, lentes de contacto o escoger la solución quirúrgica. Por suerte, es una patología que se puede operar en la inmensa mayoría de los casos.

Si decidimos por solucionarlo mediante una operación existen diversas opciones:

• Mediante un láser excimer: Se opera y se aplica en el grosor de la córnea, sirve sobre todo para corregir astigmatismos medios.
Técnica incisional: Se realizan unas incisiones en la parte más superficial de la cornea, la más indicada para niveles altos de astigmatismo.
Lentes intraoculares tóricas, hay dos tipos: fáquicas (se colocan entre la córnea y el cristalino) o pseudofáquicas (sustituyen al cristalino). También se utilizan habitualmente para corregir astigmatismos altos.

Si últimamente has percibido dificultades en tu visión no dudes en acudir a Todo Óptica para que te hagamos una revisión completa y puedas salir de dudas.

Volver