Blog volver

| El cuidado de tus oídos en invierno


Con la llegada del invierno, experimentaremos cambios repentinos de temperaturas, con mucho frío en el exterior y temperaturas más elevadas dentro de nuestras casas.

Estas variaciones de temperatura son las que propician la aparición de gripes y catarros que, en muchas ocasiones, afectan a la salud de nuestros oídos, produciéndonos otitis u otras afecciones.

Por eso te vamos a dar algunos consejos para prevenir cualquier problema que el invierno pueda causar en tus oídos y para cuidar tu salud auditiva:

- El principal consejo es protegernos del frío. Abrigarse bien es imprescindible ya que el frío disminuye las defensas. Para ello usa gorros, bufandas, orejeras y si fuera necesario, protectores auditivos. Evita siempre que sea posible los cambios bruscos de temperatura.

- Mantener una alimentación saludable. El frío y los cambios de temperatura pueden hacer que nuestro sistema inmunológico se debilite y suframos gripes o catarros que dañen nuestros oídos. Por eso te aconsejamos que tengas muy en cuenta el consumo de alimentos ricos en vitamina B12, alimentos como las frutas y verduras, la leche y sus derivados, carnes rojas, huevos… que reforzarán tus defensas.

- Tener unos hábitos de higiene adecuados. Siguiendo una rutina de cuidados y limpieza diaria, para ello los difusores de agua marina son lo más adecuado. Olvídate de introducir bastoncillos, ya que pueden dañarlos. Si notas inflamación en tus oídos por las bajas temperaturas, puedes recurrir a aplicar una bolsa de agua caliente de forma externa para calmarlos.

- Realiza revisiones auditivas. Ante cualquier tipo de afección que pueda incidir en nuestra salud auditiva, ya sea una gripe, un catarro o faringitis, debemos acudir a un especialista para realizar un chequeo, ya que esto puede ocasionarnos otitis, hipoacusia (oídos taponados) u otros problemas. Puede realizarnos una audiometría de forma preventiva y descartar cualquier problema que pueda dejarnos secuelas.

- También es muy importante tener especial precaución con los niños y las personas mayores ya que son más propensos a padecer trastornos auditivos en esta época del año, por ser más sensibles a las agresiones externas y el frío.

- Otro aspecto importante es el uso de tapones de baño a medida, si acudes a la piscina. Así previenes infecciones bacterianas, los proteges de la entrada de agua y el posterior cambio de temperatura, evitando una posible otitis producida por el frío.

Las infecciones son una de las principales causas de pérdida de audición. Te recomendamos que sigas estos consejos y cuides de tu salud auditiva, ya que cuanto antes se detecte cualquier problema de audición, antes se podrá remediar.  Para ello, puedes visitarnos en Todo Óptica de la calle Labradores , el centro óptico con servicio de audiometría, que pone a tu alcance la última tecnología.

Volver