Blog volver

| Gafas ocupacionales



Cada vez pasamos más tiempo conectados al ordenador debido a las nuevas tecnologías y a la comunicación digital. Largas jornadas en las que estamos expuestos a la luz azul, que nos produce cansancio, fatiga ocular y sequedad visual, entre otros efectos.

La luz azul no es perjudicial en sí, lo que es nocivo es el número de horas tan elevado que estamos expuestos a ella.

Las gafas ocupacionales con lentes protectoras de luz azul son una buena opción para prevenir problemas oculares, además de protegernos, nos ayudarán a retrasar futuras patologías y sobrecargar la visión.

Con las lentes ocupacionales podemos retrasar las patologías asociadas a la edad, como la presbicia. Estudios recientes han asociado la aparición cada vez más temprana de este problema, al uso continuado de las pantallas.

Por eso está recomendado el uso de gafas ocupacionales con lentes de protección durante las largas jornadas de trabajo, aunque no se necesite llevar gafas (emétrope). Nos proporcionarán una mejor visión, confort y relajación de la vista, a cortas y medias distancias. De esta manera, estas lentes, se convierten en aliados para optimizar y cuidar nuestra salud visual.

No debemos confundirlas con las gafas de lectura que solo nos proporcionan una buena visión en distancias cortas. Tampoco con las lentes progresivas que nos permiten ver correctamente a distintas distancias, a la vez que nos corrigen patologías visuales, y a las que se les puede aplicar filtro azul.

En Todo Óptica contamos con una amplia gama de gafas ocupacionales para que puedas elegir las que más te favorezcan. Gafas que, además de tratamiento de luz azul, pueden ser antirayaduras que las protegerán de golpes y caídas.

Volver