Blog volver

| Grandes pintores y artistas con patologías visuales



Hoy vamos a hablar sobre algunos reconocidos artistas que padecían algún problema visual y que aún así, lograron crear verdaderas obras maestras.

Uno de ellos fue el pintor impresionista Van Gogh, al que ya dedicamos hace unos días un blog: los problemas visuales de Van Gogh

Perder el oído sería lo peor que le podría ocurrir a un músico y para un pintor o un escultor, sería tener alguna patología visual o perder la visión.

A continuación, os comentamos algunos de estos problemas visuales que padecieron grandes artistas y que conocemos gracias al exhaustivo examen que se ha hecho de su obra

Según un estudio realizado por los doctores de la City University of London, en la Escuela de Ciencias de Optometría y Visión, se descubrió hace poco que Leonardo da Vinci padecía estrabismo. Fue gracias al pormenorizado estudio de algunas de sus obras, en las que él mismo ejerció de modelo.






















Analizando los distintos autorretratos que realizo Rembrandt, se llegó a la conclusión de que también padecía estrabismo y al contrario de lo que pueda parecer, este defecto le proporcionó ventajas a la hora de reflejar distintas perspectivas.



























Posiblemente se conocen mejor los problemas visuales de los pintores impresionistas y posimpresionistas, al pertenecer a una época más cercana y conservarse más documentos sobre ellos.

Claude Monet padeció cataratas, lo que hizo que no pudiera distinguir algunas tonalidades. Está documentado en sus cartas cómo tuvo que memorizar el lugar donde estaban los colores en su paleta, para que sus pinturas mantuvieran la fuerza de los colores. Su época más abstracta coincide con los años en los que veía tras el filtro borroso y amarillento de la enfermedad. Después de operarse destruyó algunas de sus obras, volviendo a su estilo anterior.

















Paul Cézanne padecía miopía, en vez de usar lentes para corregirla, sacó partido de la visión borrosa, para abstraer la forma de los objetos que pintaba.

















Edgar Degas tuvo degeneración macular, que le hizo pintar sobre lienzos enormes. Sus trazos fueron cambiando con los años, siendo menos precisos y más torpes, no obstante, su afección difuminaba estas diferencias.
















En  Todo Óptica esperamos que os hayan entretenido estas curiosidades y que os sirvan para reflexionar y preguntaros lo que quería expresar el pintor en una determinada obra, teniendo en cuenta que dependía de la forma en la que viera el artista.

Volver