Blog volver

| La Heterocromía

La heterocromía, puede ser total cada ojo de un color, o parcial en la que una parte del iris es diferente al resto en los dos ojos. Esta rareza aunque es más común en los ojos, puede afectar también al pelo o a la piel y ocurre cuando se tiene poca o demasiada melanina (compuesto natural que proporciona el pigmento) en el cuerpo.

Las causas pueden ser: un rasgo genético, producido por una lesión o una enfermedad ocular.

La congénita aparece desde el nacimiento y suele estar asociada con alguna enfermedad como neurofibromatosis, Síndrome de Waardenburg, Síndrome de Claude-Bernard-Horner, entre otras. Hay un tipo de heterocromía congénita que es hereditaria y aparece sin ningún problema o enfermedad asociada.

La adquirida se puede deber a un traumatismo, por la administración de algunos medicamentos, por glaucoma, depósitos de hierro en el tejido ocular, la inflamación leve de uno de los ojos…En estos casos  se debe hacer un completo estudio médico, para saber las causas y seguir el tratamiento adecuado, ya que pueden ser el síntoma de tumores en el ojo.

Desde Todo Óptica te recomendamos, que ante cualquier cambio en el color de tus ojos, ya sea total o parcial, consultes con el oftalmólogo, para determinar la causa y tratarte cuanto antes.

Volver