Blog volver

| Las gafas de sol y su maravillosa historia.

Pues bien, sorprendentemente, para encontrar el primer antepasado de las actuales gafas de sol, tendremos que remontarnos 12.000 años atrás en el tiempo, época en la que los esquimales crearon unos artilugios con madera, conchas o huesos que les ayudaban a reducir la ceguera provocada por el reflejo de la luz del sol en la nieve.

Miles de años después, en el siglo I, se dice que Nerón utilizaba unas lentes hechas de esmeralda para ver a los gladiadores en el circo, creyendo que así protegía su vista.

Para volver a ver algo parecido tendremos que ir a China en el siglo XII, donde los jueces  usaban lentes de vidrio ahumado o cuarzo pulido para evitar mostrar cualquier expresión o emoción durante las declaraciones de los testigos, uso que en cualquier caso no tiene nada que ver con el de protegerse de los rayos solares, aunque ¿quién no las ha utilizado alguna vez para esconderse?

Posteriormente en 1752, James Ayscough, óptico inglés, comenzó a investigar si las lentes tintadas de azul o verde podrían ayudar a mejorar algunos problemas de la visión.

Y no será hasta el siglo XX, concretamente en el año 1929, que Sam Ford comiencen a fabricar gafas de sol en masa, haciéndose muy populares en Estados Unidos y como consecuencia en todo el mundo.

Actualmente las gafas de sol, son sin duda un símbolo de moda y status, y está demostrado que cuando llevamos gafas de sol somos más atractivos a ojos de los demás

Acércate a tu Todo Óptica más cercano, dónde nuestros profesionales te ayudarán a elegir aquellas que vayan más con tu estilo y vete a la última moda este invierno.

Volver