Blog volver

| Las revisiones oculares frente al fracaso escolar



La vuelta al cole es un momento ideal para realizar un estudio sobre la salud visual de los más pequeños. El 90% de la información que recibimos es a través de los ojos, casi el 50% de la actividad cerebral la dedicamos a procesar las imágenes que percibimos y la mayoría de las experiencias sensoriales las recibimos a través de nuestra vista, por eso es tan importante una revisión, aunque no se perciba ningún síntoma.

Según el Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León, el 25% de los menores en edad escolar padece problemas visuales que son responsables, además, de al menos un tercio de los casos de fracaso escolar.

Entre los principales síntomas de los problemas de visión durante los primeros años de vida, destacan:

Torcer la cabeza
Frotarse los ojos de manera constante y notar la vista cansada
Parpadear con frecuencia
➡ Acercarse en exceso a los objetos o al televisor
Salirse habitualmente de los espacios marcados para colorear
Saltarse palabras al leer y necesitar seguir el texto con el dedo
Levantarse continuamente

Los niños no suelen ser conscientes de estos problemas, por eso es tan importante realizar una revisión anual, así como la observación por parte de los educadores y los padres, para poner remedio cuando se observa alguno de los problemas que hemos mencionado.

Existen algunos problemas visuales de los niños que no están relacionados con su agudeza visual, sino con la capacidad para mover los ojos rápido, lo que afecta a su rendimiento escolar. Si observamos que el niño se salta letras  o palabras al leer, puede ser debido a algún tipo de desequilibrio en el funcionamiento de su sistema visual que dificulta el procesamiento correcto de la información.

Desde Todo Óptica os recomendamos visitar al oftalmólogo antes de empezar el curso escolar y realizar revisiones periódicas, para comprobar el estado de la salud visual y evitar posibles problemas, como el fracaso escolar.

Volver