Blog volver

| Lentes de contacto MiSight 1 day



Empezaremos por recordar que la miopía es un defecto refractivo del ojo por el cual las imágenes se enfocan antes de llegar a la retina. Este problema visual hace posible que veamos bien de cerca, pero al enfocar de lejos, nuestra visión sea borrosa.

Este defecto óptico de refracción se produce porque las imágenes se forman delante de la retina y no detrás, debido a un fallo entre los distintos componentes del ojo: excesiva curvatura corneal, potencia del cristalino, longitud axial y profundidad de la cámara anterior.

Antes de la llegada del COVID-19, la miopía estaba considerada como la nueva pandemia mundial, ya que las previsiones apuntan que en 2050 la mitad de la población padecerá este defecto.

La miopía se suele manifestar entre los 8 y 12 años y a medida que el niño va creciendo, la miopía va evolucionado hasta estabilizarse en la edad adulta. Cuanto más pronto aparezca la miopía, es probable que la progresión sea peor.

MiSight 1 Day son unas lentes de contacto blandas desechables diarias que han sido específicamente diseñadas para ayudar a reducir la velocidad de progresión de la miopía.

MiSight 1 Day es una lente de contacto blanda, lo que asegura su comodidad para los niños, casi ni se enteran de que las llevan puestas. La posibilidad de aprender fácilmente a colocárselas ellos mismos es otra de sus mayores ventajas.

Las lentes de contacto MiSight 1 day han sido diseñadas específicamente para ayudar a reducir la velocidad a la que progresa la miopía. Su apariencia es igual a las lentes de contacto diarias convencionales, pero tienen un diseño óptico muy diferente llamado ActivControl™ Technology. De hecho, los estudios clínicos con MiSight 1 day muestran que la velocidad de progresión de la miopía se ralentiza en más de la mitad. Esto significa que pueden depender menos de las gafas y, lo más importante, que el riesgo de futuras complicaciones en la salud ocular se reduce.

Se ha demostrado en estudios clínicos que las lentes de contacto MiSight 1 day reducen la tasa promedio de progresión de la miopía en un 59%, lo que significa que el riesgo relativo de una patología asociada a la miopía puede reducirse significativamente.

Otra de las ventajas es que es aceptada por los niños y no afecta a sus actividades diarias.

El tiempo de uso recomendado será de 6 días a la semana, mínimo, y unas 10 horas al día. Para que el tratamiento funcione correctamente, es fundamental seguir las indicaciones.

En general, las lentes de contacto para los niños proporcionan una mayor visión integral, les permiten practicar deportes o juegos con mayor comodidad y son más económicas a la hora de reponer, en caso de pérdida o rotura, que unas gafas.

Según un estudio de más de 3 años, elaborado entre niños de 8 y 15 años usando MiSight 1 day:

> El 90% manifestaron su preferencia a llevar estas lentes frente al uso de gafas.

> El 90% pudo quitarse y ponerse las lentes sin ningún problema.

> El 100% de los padres reconocieron que sus hijos disfrutaron de la experiencia por su comodidad, visión, facilidad de uso y porque les proporcionaba mayor libertad frente al uso de gafas.

Es importante revisar la visión de los niños de manera periódica con el objeto de compensar los pequeños cambios refractivos y mantener la mejor visión en cada momento.

La fase clave donde la reducción en el avance de la miopía es mayor se encuentra entre los 6-10 años. Entre los 10-16 años aún podemos lograr cierta reducción de la miopía, a partir de los 16 años apenas existe variación de graduación por crecimiento ocular.

Si quieres saber más sobre las lentes de contacto MiSight 1 day, en Todo Óptica estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

Volver