Blog volver

| Lentes de contacto para niños, ¿qué edad es la adecuada?


Debemos estar pendientes de la salud visual de los más pequeños, ya que ellos no suelen ser consciente de sus problemas de visión, por lo que, desde casa y el centro escolar, se debe observar si se percibe alguna alteración en el comportamiento o si se acerca demasiado a los libros. Hay que recordar que un 30% del fracaso escolar se debe a diversos fallos de la capacidad visual.

Si después de una revisión se detectan problemas en la vista, las gafas ya no son la única solución, el uso de lentes de contacto también es adecuado para corregirlos.

Cuando hablamos de lentes de contacto, parece que es algo reservado para adultos. Pero esto no es del todo cierto, ya que actualmente es cada vez más frecuente encontrarnos a niños que prescinden de las gafas y optan por las lentillas porque, a grandes rasgos, son más cómodas y menos molestas para ellos.

Pero ¿a partir de qué edad se recomienda el uso de lentillas?

La edad ya no es un impedimento para poder llevar lentes de contacto. No existe una edad mínima o recomendada para comenzar a usarlas, ya que los materiales de los que están compuestas son totalmente compatibles desde edades muy tempranas y en muchos casos proporcionan muchos beneficios. Algunos de ellos son:

-  Proporcionan una mayor visión integral.
-  Practicar deportes o juegos con una mayor comodidad.
- Son más económicas a la hora de reponer, en caso de pérdida o rotura, que unas gafas.

La fácil corrección óptica que ofrecen en niños hipermétropes, astígmatas y estrábicos (que precisan de llevarlas durante todo el día para su corrección).
A pesar de todos estos beneficios, hay estudios que fijan una edad adecuada para poder llevarlas, entre los 10 y 11 años, pero es verdad que uno de los rasgos que más debemos valorar es el grado de madurez y responsabilidad de los niños. Llevar lentes de contacto precisa de algunas precauciones y cuidados y hay que estar seguros de que será capaz de seguir las instrucciones de uso, conservación, así como unos buenos hábitos de higiene.

Existen las lentes desechables, ideales para ellos, ya que requieren menos cuidados porque se tiran al final del día.

El uso de lentes de contacto debe realizarse bajo el control y supervisión de un profesional. En Todo Óptica llevamos años especializados en el uso de lentillas, por eso te invitamos a que acudas a nuestro establecimiento y te resolveremos cualquier duda.

Volver