Blog volver

| Lombarda, elixir para nuestros ojos



Ya hemos comentado en otras ocasiones la importancia de una alimentación sana y equilibrada para nuestra salud general y para nuestros ojos en particular, dedicando alguna entrada a determinados alimentos como las chufas, la calabaza, el chocolate negro o los pistachos. Hoy hablamos sobre un tipo de col, la lombarda.

Forma parte de la dieta mediterránea y su presencia en la alimentación data del tiempo de los egipcios, unos 2.500 años a de C, muy conocida por los romanos y griegos que la usaban como medicina para curar a sus soldados.

La Fundación Española de Nutrición menciona: que en la Edad Media era considerada “el médico de los pobres”, gracias a su aporte en vitaminas, sales minerales y azufre.

Si hay algo que caracteriza a la lombarda es su llamativo color morado, así como su alto contenido en potasio, calcio y antocianinas, entre otros nutrientes, que le otorgan muchos beneficios, algunos de ellos vinculados directamente con la salud visual.

Vamos a centrarnos en las antocianinas, los pigmentos rojos, morados o azules que poseen algunas plantas, un tipo de flavonoide con un gran poder antioxidante muy beneficioso para nuestra vista.

> Protege los capilares de la retina, lo que la hace muy recomendable para personas con vista cansada, glaucoma o diabetes.

> Muy beneficiosa para las personas que pasan mucho tiempo frente al ordenador.

> Mejora la visión nocturna.

> Previene diferentes enfermedades degenerativas, como la degeneración macular asociada a la edad.

> En ocasiones se ha comprobado su eficacia en la curación de la conjuntivitis.

Además, es muy beneficiosa para reforzar el sistema inmunológico y para mantener en buen estado el sistema cardiovascular.  Aporta pocas calorías, es rica en vitamina C y su alto contenido en potasio es beneficioso para nuestro sistema nervioso.

Desde Todo Óptica os recordamos la importancia de la nutrición para nuestra salud general y en concreto para nuestra salud visual.

Volver