Blog volver

| Los audífonos ayudan a mejorar las relaciones sociales



El oído es uno de los sentidos más importantes del ser humano, aunque no siempre le prestamos la atención que requiere, su cuidado y revisión debería ser un hábito imprescindible.

Uno de los factores más comunes que se producen cuando se tiene pérdida de audición, es hablar más alto de lo habitual, ya que esta pérdida imposibilita oír nuestra propia voz. También podemos comprobar que se convierte en una tarea complicada poder mantener conversaciones grupales o telefónicas y puede ser frecuente que en las personas afectadas se produzcan cambios de humor, irritabilidad, aislamiento social e incluso, depresión.

Cuanto antes se detecte la posible pérdida de audición, antes se podrá remediar.

En la corrección de la pérdida auditiva, los audífonos juegan un papel importantísimo, ofreciendo grandes ventajas a aquellas personas que los usan. Estos dispositivos creados para que podamos escuchar todo lo que ocurre a nuestro alrededor ofrecen unos beneficios que van más allá y que, tal vez, no habíais contemplado:

1. Mejoran nuestras relaciones sociales. Al poder escuchar de manera clara, las conversaciones se vuelven mucho más fluidas. Comprender una conversación sin que te la tengan que repetir, ayuda a mantener un contacto social natural.

2. Aumenta la autoestima. Las personas que no oyen bien suelen padecer estrés y frustración por sus limitaciones. Poder realizar y participar en cualquier tipo de actividad, repercute positivamente en nuestro cerebro. Cuando oímos bien nos sentimos mejor con nosotros mismos.

3. Ayuda a que nos sintamos más seguros y a nuestra independencia. Cuando no oímos bien dependemos de otras personas, al no tener la capacidad de oír peligros y avisos de nuestro entorno. Gracias a los audífonos este obstáculo se elimina y podremos sentirnos seguros e independientes, al poder realizar cualquier actividad con absoluta normalidad.

4. Promueve establecer nuevas relaciones. Las personas con problemas auditivos tienden a relacionarse solo con las personas que conocen y saben de sus limitaciones, generalmente por temor al rechazo. Los audífonos ayudan a evitar este tipo de problemas de socialización.

5. Disminuyen el nivel de cansancio. El esfuerzo continuo que hay que realizar para escuchar cuando no oímos correctamente, supone un gran agotamiento tanto físico como mental. Gracias a los audífonos no se necesita gastar energía y quedar completamente agotado para comprender lo que ocurre a nuestro alrededor.

6. Mejora nuestra calidad de vida. Esto es una conclusión de los anteriores beneficios, ya que la pérdida auditiva suele provocar aislamiento social y un gran sentimiento de soledad. Poder realizar las mismas actividades que antes de sufrir la pérdida auditiva, supone un alto grado de satisfacción.

En Todo Óptica de la calle Labradores, disponemos de un equipo de audiólogos titulados que te asesorarán en la elección de tu audífono.

Realizamos estudios integrales de audición y te ofrecemos la posibilidad de probar los audífonos, de forma gratuita, en el día a día.  ¡La solución está en tus manos!

Volver