Blog volver

| Los mejores materiales para elegir en unas gafas

A la hora de tomar decisiones sobre el modelo de gafas que vamos a escoger, pocas veces pensamos en analizar la composición de sus materiales, tanto en monturas como en cristales, te contamos cuales son los mejores.
Para elegir  una montura debemos tener en cuenta dos factores muy importantes: nuestra fisonomía y el tipo de lente que vamos a utilizar, dependiendo del tipo de corrección visual que necesitamos (miopía, hipermetropía…)

Es obvio que  las gafas se han convertido en un complemento muy vinculado a la moda,  por ello para elegir la montura adecuada  tendremos en cuenta la forma de la cara, el color del cabello y los ojos. Sin descuidar el tipo de defecto visual, puesto que  las lentes serán más delgadas o gruesas y las monturas deberán adaptarse a esta singularidad.

Las monturas pueden ser de distintos materiales y elegir uno u otro puede estar condicionado en gran medida del uso que les vayamos a dar. No es lo mismo usar unas gafas para hacer deporte, que usarlas de forma ocasional o en tu día a día manera continua.

Acetato es un material muy recomendable para el montaje de lentes oftálmicas, son hipoalergénicas y muy duraderas.

Grilamid es un material duro pero flexible, puede ser doblado y volver a su forma original ya que tiene memoria.  Es ideal para deportistas.

Acero inoxidable es un material resistente y moldeable y una alternativa económica, al no llevar níquel suele ser
hipoalergénico.

Titanio es un material muy ligero y moldeable, gracias a su resistencia muchos fabricantes lo usan para las monturas al aire.

Otros: La plata de ley, el chapado en oro, el bambú y la madera pueden ser opciones para tener unas monturas únicas, pero con el inconveniente de que este tipo de materiales no se pueden ajustar.

La elección de los cristales para las gafas es muy importante, ya que de ella depende la calidad de la visión, así como el peso final de las gafas.

En la actualidad la mayoría de las lentes son orgánicas por varias razones: son más seguras que el vidrio, pesan poco, pueden adaptarse a cualquier tipo de montura y protegen de los rayos UVA en mayor medida que los cristales minerales. El inconveniente sería que se rayan con mayor facilidad.

Las lentes minerales  están hechas de vidrio con lo que son más pesadas, más fáciles de romper, pero más resistentes al rallado. Están desaconsejadas para niños o practicar deporte, pero son más adecuadas para graduaciones altas.
A las lentes se les puede dar distintos tratamientos, para mejorar la visión, la comodidad y su vida útil (antirreflejante, endurecimiento…)

Déjate asesorar por tu oftalmólogo, ellos te recomendaran,  las lentes más adecuadas para tu necesidad.  En Todo Óptica  disponemos de un equipo humano y tecnológico, preparado para asesorarte, cuidando hasta el mínimo detalle. ¡Ven a visitarnos!

Volver