Blog volver

| Los ojos delatan enfermedades




Los ojos pueden presentar signos de otras enfermedades que no tienen por qué estar relacionadas con la visión, pueden reflejar la existencia de infecciones en cualquier parte del cuerpo.

Por eso es tan importante hacerse una revisión anual, no solo para resolver algún problema ocular, sino que, durante el reconocimiento, se pueden revelar enfermedades que muestran sus signos a través de síntomas oculares. Lo ideal es su detección precoz para favorecer el tratamiento. En muchas ocasiones, el paciente suele acudir a una revisión sin saber que su problema ocular es síntoma de otra enfermedad.

Algunas de estas enfermedades que se reflejan en los ojos:

> Diabetes. Las personas diabéticas deben ir con regularidad al especialista, ya que una de las principales consecuencias de padecer esta enfermedad, es el riesgo de sufrir retinopatía diabética.
Pero también la diabetes puede ser detectada, al realizar un examen del fondo de ojo, a través de lesiones en los vasos sanguíneos de estos, ya que la retina se puede ver afectada por una elevación en el nivel de azúcar en la sangre.

> Hipertensión. Cuando aparecen arterias de color plateado en los ojos, puede indicar presión alta o hipertensión. Es una señal importante, ya que el 20% de las personas con hipertensión no saben que padecen esta enfermedad. Los ojos son los primeros en avisar que algo marcha mal.

> Cáncer. Aunque es menos frecuente, la aparición de un lunar en la parte inferior del ojo, puede indicar la presencia de un melanoma o cáncer dado que los rayos del sol no solo pueden dañar la piel sino también a los ojos.
Otros síntomas de melanoma ocular son ojos saltones, cambio en el color del iris, visión deficiente, enrojecimiento y dolor en el ojo. Detectarlo a tiempo es vital.

> Enfermedades hepáticas. La alta concentración de bilirrubina en sangre tiñe de amarillo la esclera, síntoma de este tipo de enfermedades.

> Enfermedad de Wilson. Se produce en personas que no eliminan correctamente el cobre, por lo que se deposita en determinados tejidos, especialmente en el hígado, el cerebro, la córnea y los riñones. La presencia de un anillo en la córnea, llamado de Kayser-Fleischer, es la prueba de su existencia.

> Tiroides. En este caso sí hay signos oftalmológicos que permiten al especialista hacer un diagnóstico previo y derivar al endocrinólogo. Los pacientes presentan ojos más abiertos de los normal, párpados muy hinchados y que, a veces, presentan visión borrosa.
La enfermedad de Graves-Basedow, enfermedad autoinmune que provoca hipertiroidismo y también asociada al estrabismo del adulto.

> Estrés. También puede dar la cara a través de los ojos. El temblor de párpados o la inflamación de los glóbulos oculares son algunos de los síntomas, aunque también la visión borrosa o una pérdida repentina y momentánea de la vista, causada por la inflamación de la mácula. Aunque no necesita tratamiento oftalmológico, sí nos alerta de que el nivel de estrés es alto y debemos controlarlo.

Como podéis ver, todo esto es una razón más que demuestra la importancia de realizarse revisiones periódicas.
Desde Todo Óptica queremos recordarte la importancia de cuidar tu salud ocular. ¡Ven a visitarnos!

Volver