Blog volver

| Los peligros de las gafas no homologadas

Algunas de los problemas producidos por no llevar gafas de sol correctamente homologadas son por ejemplo cataratas tempranas, queratitis (inflamación de la córnea), conjuntivitis (inflamación de la capa conjuntiva del ojo), sequedad ocular y consecuencias más comunes como malestar, mareos y dolores de cabeza. De hecho es preferible no llevar gafas de sol, antes que llevar unas que no estén homologadas, ya que el daño que se produce en el ojo es mayor con estas.

Pero, ¿cómo sabemos si las gafas que estamos adquiriendo están correctamente homologadas?, ¿cómo comprobarlo?. La venta de gafas sin homologar, y que por lo tanto no han pasado ningún control sanitario u óptico está cada vez más extendida, y su venta es muy común en mercadillos, bazares, internet...Pues bien, lo primero que debemos observar es que las gafas lleven la marca de calidad europea (CE), las gafas deben disponer de garantía ante cualquier defecto de fabricación, y por último un manual de instrucciones escrito en castellano que nos indique la intensidad del filtro, el tipo de cristal de la gafa y su modo de uso y cuidado.

Sin embargo, la manera más segura de comprar cualquier tipo de gafas o lentes de contacto, es sin duda acudir a un establecimiento especializado en óptica, en el que los especialistas te aconsejarán que tipo de gafas o lentes son las más apropiadas según tu edad, color de ojos o  necesidad, y donde sabrás con toda garantía que las gafas o lentes que estás adquiriendo son las correctas y de verdad van a proteger tu visión.

Ven a Todo óptica, y recibe los consejos de nuestros profesionales con la máxima garantía.

Volver