Blog volver

| Mitos sobre las lentillas


Desde Todo Óptica nos preocupamos por la salud de nuestros clientes, por lo que esta semana os presentamos los mitos sobre las lentillas. Antes de empezar a utilizarlas debemos informarnos y saber qué ventajas y desventajas tendrán para nuestro día a día.

¿Es verdad que realizan la misma función que las gafas? ¿Son difíciles de colocar? Existen muchos mitos y leyendas urbanas acerca del uso de las lentillas. ¿Qué es verdad? A veces, puede resultar complicado diferenciar la realidad, por lo que aquí os presentamos algunos de los mitos más populares acerca de las lentes de contacto.

👉 Las lentillas son difíciles de utilizar. Y también incómodas.

Las nuevas tecnologías han ayudado a la evolución de las lentes de contacto, permitiendo emplear nuevos materiales o aumentando la hidratación. Así se ha incrementado la comodidad y la sencillez a la hora de utilizarlas.

👉 Tienes que tener 18 años para poder usarlas.

Lo cierto es que no hay ninguna edad mínima para comenzar a usarlas, pero sí juegan un factor fundamental la personalidad y responsabilidad de la persona. Hay que valorar sus necesidades y si su uso es recomendable o no.

👉 Producen sequedad y se pegan al ojo.

Las lentes de contacto no se pegan a los ojos. Sí es posible que se pueda sentir alguna molestia o que el ojo se reseque.
Actualmente las lentes de contacto de hidrogel de silicona, por su composición, son perfectas para la sequedad ocular. Además, aseguran un mayor grado de oxígeno por su alto nivel de transpiración.

👉 Pueden perderse detrás del ojo.

Totalmente falso. La lentilla no puede moverse de la superficie frontal del ojo ya que existe una pequeña membrana que lo cubre y está conectada a los párpados.

👉 Su uso provoca más riesgo de infecciones.

El uso adecuado no produce infecciones. Sin embargo, un mantenimiento incorrecto puede llegar a desarrollar alguna enfermedad ocular.

👉 No tienen la misma eficacia que las gafas porque no corrigen la vista.

Las lentillas también corrigen problemas de visión como la miopía o el astigmatismo. Además, proporcionan ventajas frente a las gafas ya que amplían el campo de visión y mejoran el rendimiento visual en el ámbito deportivo.
En Todo Óptica somos especialistas en Ortoqueratología, también conocido como Orto-K, un tratamiento que actúa mientras duermes. Es tan sencillo como colocarte unas lentes de contacto antes de dormir e irte a descansar. Al día siguiente, al despertar, sólo tendrás que quitártelas y tu visión estará corregida durante todo el día.

👉 El uso de lentillas aumenta los problemas de visión.

Falso. Gracias a los avances tecnológicos, las lentes de contacto han ido evolucionando hasta llegar a diseños capaces de frenar el desarrollo de la miopía.

👉 Las lentillas se pueden utilizar como máximo 8 horas.

Su adaptación depende de los parámetros individuales como el tipo de lágrima o las medidas del ojo. Además, teniendo en cuenta la evolución en los últimos años y el empleo de nuevos materiales, generalmente se pueden usar más horas.

En Todo Óptica somos especialistas en el uso de las lentes de contacto. Si tienes alguna duda sobre tus lentillas acércate a nuestros establecimientos, estaremos encantados de ayudarte.

Volver