Blog volver

| Ortoqueratología



La miopía se está convirtiendo en uno de los problemas visuales de mayor expansión, atribuida generalmente a causas genéticas. Los últimos estudios científicos han demostrado que la miopía es más frecuente en niños que pasan menos tiempo al aire libre, lo que está produciendo que un 30% de los menores entre 6 y 16 años, la padezcan. Una proporción que en los años 70 estaba en torno a un 20%.

Uno de los sistemas demostrados y super eficaz para corregir este problema, es la Ortoqueratología. Conocido también como Orto-K, consigue pausar el crecimiento de la miopía a valores que llegan hasta el 50%, sobre todo en miopías inferiores a 6.00 dioptrías.

La Ortoqueratología, es un tratamiento que actúa mientras duermes. Es tan sencillo como colocarte unas lentes de contacto antes de dormir e irte a descansar. Al día siguiente, al despertar, sólo tendrás que quitártelas y tu visión estará corregida durante todo el día.

Para este tratamiento es necesario adquirir unas lentillas especiales que modifican la córnea mientras duermes. Al ser un tejido muy elástico, la córnea logra mantener la misma forma durante muchas horas, lo que permite que la miopía se reduzca durante todo el día. De esta manera conseguimos liberarnos durante varias horas del uso de cualquier tipo de gafas o lentillas.

Los resultados son casi inmediatos. En diferentes pruebas se ha descubierto que, dependiendo del grado de miopía, con 3 o 4 usos los resultados del tratamiento ya son palpables. De hecho, la mayoría de la gente nota una gran diferencia a partir de los 10 días.

Además, se ha comprobado que la Ortoqueratología sirve para controlar y evitar el avance de la miopía en niños y jóvenes. Cuanto menor sea la edad en la que se inicie el empleo de este tipo de corrección, más efectiva será. Está confirmado que un 80% de los niños de entre 6 y 12 años se muestran satisfechos con el uso de lentes de contacto.

La Ortoqueratología es un sistema para corregir los errores de refracción, principalmente la miopía, pero también, aunque en menor grado, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia.

La implantación tiene que llevarse a cabo por un profesional que adapte las lentes de contacto de forma correcta, con un examen completo, además de darnos las instrucciones de manipulación y mantenimiento de las mismas.
Orto-K es una técnica muy útil y puede ayudarte a llevar el día a día con más comodidad.

En Todo Óptica te informamos y asesoramos sobre esta innovadora técnica, sus beneficios y resultados.

Volver