Blog volver

| Para proteger tus ojos, no sirve cualquier gafa



Aunque debemos proteger nuestra vista durante todo el año, en esta época en la que los rayos de sol ganan intensidad, son un complemento indispensable.

Por ser un elemento de protección no solo debemos fijarnos en la estética o el precio, es más, desconfía de las gangas e imitaciones.

Según el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO), una de cada tres gafas de sol vendidas en España no está homologada.

En esta temporada florecen los puestos en los mercadillos y las tiendas de souvenirs, prácticamente en cualquier local comercial puedes comprar unas gafas. También puedes conseguirlas como regalo promocional de distintas publicaciones impresas, en cualquier caso, no son las adecuadas.

Para comprar una gafa de sol con todas las garantías de protección, se debe adquirir en una óptica de confianza, donde te recomendarán las más adecuadas según el uso que les vayas a dar. No se necesita el mismo nivel de protección para dar un paseo por la ciudad o el campo, que para ir a la playa, a dar un paseo en barco o practicar excursiones a la montaña. Para un uso normal, con un filtro de protección de categoría 2, será suficiente; para las segundas opciones el filtro de protección deberá estar entre 3 y 4.

Para saber si nuestras gafas están homologadas solo tenemos que mirar la patilla. En la Unión Europea, debe aparecer la insignia de la Comunidad Europea, así como la identificación del fabricante o distribuidor y la referencia del modelo. No sirve que tengan una pegatina con los datos, ya que la puede hacer cualquiera.

En tu óptica de confianza también te ayudarán a elegir el modelo idóneo según la forma de tu rostro y el tono de tu piel.

Las gafas de sol que combinan mejor con los rasgos faciales circulares son las de monturas oscuras, las gafas grandes y los diseños cat-eyes o de mariposa, así como las formas rectangulares.

Para los rostros ovalados las mejores son de formas geométricas, cuadradas o rectangulares y que guarden cierta proporción con la parte más ancha del rostro.

Para los rostros cuadrados, triangulares o con forma de diamante, lo mejor son monturas altas y con puente bajo. Las gafas con forma de aviador o de lágrima, son las más adecuadas.

Es fundamental que no tengan un peso excesivo y que se ajusten a la forma de la cara. Lo ideal es que cubra los laterales del ojo, ya que evita, así, mayor radiación solar.

En Todo Óptica podrás elegir entre cientos de monturas, la más adecuada para ti y con todas las garantías de protección. ¡Protege tu visión!



Volver