Blog volver

| ¿Por qué cambia el color de los ojos de los bebés?


En la mayoría de los casos, los bebés suelen nacer con los ojos grises o azulados, pero este color cambia con el paso de las semanas o meses hasta obtener su color final.

La cantidad de melanina, que es un pigmento que produce el cuerpo humano, es la que se encarga del color de los ojos, la piel y el pelo.

En el caso de los bebés, tienen muy poco desarrolladas las células que producen melanina y su producción se estimula con la luz. El iris (parte de color del ojo) se va definiendo poco a poco hasta conseguir el color de ojos del bebé, dependiendo de la genética de los padres. 

Por esto, es falso creer que el bebé tendrá los preciosos ojos grises con los que nació. A partir de los seis meses aproximadamente, se podría empezar a ver un color de ojos más parecido al que será el definitivo, pero puede prolongarse incluso hasta el primer o segundo año de vida del bebé.

Puede ocurrir, que algún recién nacido tenga los ojos marrones. En este caso, se trata de un bebé que ha producido mayor cantidad de melanina en el útero y por ello el tono ya no suele cambiar tan drásticamente como puede suceder en el anterior caso. El color podrá variar algo y volverse más oscuro pero ya no se pondrán más claros.

Los elementos que influyen y harán que una persona posea un color u otro de ojos son:

       - La herencia familiar y la carga genética.
       - El color de la piel y la raza.
       - El sol.
       - La cantidad de melanina producida.

Pero hay que decir que, en ningún caso, está relacionado con el tipo de alimentación del bebé.

Por lo tanto, debido a que el color no es definitivo y que la genética es impredecible, es mejor no intentar predecir el color de ojos de los bebés.

En Todo Optica te recomrndamos hacer a los niños una revisión oftalmológica en el primer año y después anualmente, para la detección temprana de defectos visuales.

Volver