Blog volver

| Por qué debemos proteger los oídos en invierno



Los oídos son uno de nuestros órganos más importantes, pero a veces no les prestamos la suficiente atención. Debemos tener especial cuidado con ellos y protegerlos en esta fría estación de invierno.

Una de las principales infecciones que podemos padecer en esta época invernal es la otitis, como consecuencia de los resfriados o la gripe.

La otitis es una inflamación que se produce en el conducto auditivo. La relación que existe entre esta inflamación y el frío es que nuestro cuerpo aumenta la producción de mucosa como defensa ante los catarros y la gripe,
provocando una alteración en los conductos auditivos que dificulta la comunicación entre la trompa de Eustaquio y la nariz. Esto no solo puede provocar otitis, también otras infecciones auditivas.

Por eso, la mejor solución es tomar las precauciones oportunas a tiempo, así como realizarse revisiones auditivas periódicas.

Como comentábamos al principio, es importante proteger nuestros oídos del frío. Podemos usar complementos y prendas que nos ayuden a combatirlo, para ello, las orejeras, bufandas y gorros son nuestros mejores aliados.

Los cambios bruscos de temperatura también afectan a los oídos, por eso es importante abrigarse bien antes de salir de lugares cálidos, así mantendremos el calor corporal el mayor tiempo posible.

La higiene auditiva también juega un papel importante a la hora de evitar infecciones. Debemos mantener los oídos limpios, por ejemplo, con difusores de agua marina, sin utilizar bastoncillos u otros objetos.

Si notamos que tenemos los oídos taponados y que no mejora con el suero, es aconsejable visitar al médico y que nos ayude a solucionar el problema.

Es importante secarse bien los oídos después de la ducha y si eres de los que va a nadar a la piscina todo el año, es recomendable usar tapones para evitar la humedad en el conducto auditivo.

Si vas a realizar deporte, es aconsejable utilizar una banda para proteger las orejas del sudor.

Algunas de las infecciones de oído y de la salud en general, están provocadas por virus que hay en el ambiente de nuestra casa, por eso, es importante ventilarla con frecuencia, unos minutos serán suficientes para que haya menos gérmenes en la atmósfera.

Tener unos buenos hábitos de alimentación y llevar una vida saludable refuerzan nuestro sistema inmunológico, por ejemplo, el atún y el salmón, tienen propiedades antiinflamatorias que protegen nuestro oído interno gracias al Omega 3.

En otro blog os contaremos cómo proteger los audífonos del frío, como adelanto, os informamos de lo importante que es guardarlos correctamente y mantenerlos limpios para evitar el exceso de humedad

Desde Todo Óptica os recordamos que las revisiones auditivas periódicas son fundamentales para una buena salud del sistema auditivo.

En Todo Óptica de la calle Labradores disponemos de la última tecnología en diagnóstico auditivo. ¡Ven a visitarnos!

Volver