Blog volver

| ¿Por qué debes revisar tu vista después del verano?


La exposición al sol, el cloro de las piscinas o el mar, pueden perjudicar nuestra vista. De hecho, está comprobado que los problemas oculares sufren un aumento del 25% durante el verano, la mayoría de ellos relacionados con nuestra actividad durante estos meses.

Seguro que este verano has disfrutado en algún momento de la playa y la piscina. Estos entornos suelen ser el origen del contagio de muchas bacterias, además, en las piscinas se añaden productos químicos para asegurar la calidad del agua. Habrás comprobado que cuando sales del agua tienes los ojos enrojecidos, esto se debe al efecto de estos productos en nuestros ojos.

Si sufres algún problema de tipo refractivo, ya sea presbicia, miopía, hipermetropía o astigmatismo, es posible que durante el verano haya soportado alguna variación que podría afectar a la calidad de tu visión y que siempre es mejor tener controlado.

En verano también realizamos más actividades y juegos al aire libre. Un golpe, un arañazo o la colisión con un objeto puede haber producido algún tipo de daño en nuestra córnea, una razón más, para revisar nuestra vista.

Dentro de ese clima de relajación al que invita el verano, puede que no hayamos protegido nuestros ojos adecuadamente de los rayos solares, bien porque no hemos usado nuestras gafas de sol lo que deberíamos, o porque no hemos utilizado unas que nos protejan de los rayos ultravioletas. Es probable que tengamos indicios de problemas oculares como: visión borrosa, sensibilidad a la luz, picores, conjuntivitis, quemaduras de la córnea o melanomas, que deben ser revisados por un profesional que evalúe el efecto de la exposición a la luz solar de una manera incorrecta.

Otra cuestión son las alergias, ya que no solo se producen en verano, sino que también afectan nuestros ojos en otoño.
Si tienes este problema, es mejor prevenirlo y tomar las precauciones necesarias.

Por todas estas razones, desde Todo Óptica, te recomendamos que una vez terminado el verano y antes de incorporarte a tu rutina habitual, es importante que te hagas una revisión visual. Entre los más vulnerables a este tipo de dolencias están los niños, por eso es tan importante una revisión antes de la vuelta al cole.

Volver