Blog volver

| ¿Por qué el miedo nos hace abrir los ojos?




Si reunimos a un grupo de personas y les preguntamos cómo reaccionarían ante determinadas circunstancias, alegría, susto, miedo… cada una mostraría una reacción distinta, sin embargo, hay algo que todos tenemos en común, cuando sentimos miedo abrimos los ojos más de lo normal.

Ante el miedo, nuestro cuerpo reacciona aumentando las pulsaciones, los latidos del corazón, la sensación de angustia y abriendo mucho los ojos, este es un mecanismo natural de defensa. Al abrir los ojos ampliamos el campo y la sensibilidad visual intentando descubrir e identificar de dónde proviene el peligro, es un mecanismo de defensa que realizamos de forma inconsciente, ya que nuestras emociones controlan nuestras reacciones.

Según los investigadores, este tipo de reacciones han surgido de la adecuación a las señales de nuestro ámbito diario y no como signos de comunicación social. Las emociones conforman lo que percibimos, antes de que el cerebro reciba la información visual.

Generalmente, ante una situación de peligro se activan una serie de reacciones como la protección o la huida, sin embargo, en esta misma situación hay personas que se paralizan.

La adrenalina, sustancia química que segrega el cerebro, es la que produce estas reacciones emocionales y corporales, un neurotransmisor que ayuda a activarnos, a estar alerta. Desencadena un mecanismo de defensa que nos prepara para sacar el máximo rendimiento en situaciones de peligro.

Es curioso que para muchas personas el miedo sea un sentimiento incómodo, mientras que para otras es un motivo de placer, por esa misma subida de adrenalina.

Lo que es seguro, es que dependiendo de las circunstancias emocionales en las que nos encontremos, los ojos responderán de distinto modo a estos estímulos, que se reflejan en nuestras expresiones faciales.

Desde Todo Óptica, esperamos que os haya gustado esta curiosa entrada, en la que desvelamos una de las curiosas reacciones de nuestros ojos.

Volver