Blog volver

| ¿Qué son las moscas en los ojos?


Muchas veces nos habremos preguntado que son esos cuerpos flotantes móviles que recorren nuestro campo visual, a veces con forma de puntos, manchas e incluso como tela de araña.

Pues esas sombras son las denominadas “moscas volantes”, aunque su nombre real es “Miodesopsias” y su formación se debe principalmente a condensaciones que se forman en el líquido gelatinoso que rellena el globo ocular. Aunque parece que están delante del ojo, lo que percibimos son las sombras que estos cuerpos flotantes proyectan en la retina. La mayoría de las veces estas condensaciones  se deben a la deshidratación natural que sufre el vítreo.

Si aparecen de forma repentina puede deberse a otras causas como un desprendimiento de retina, lo que requiere acudir al oftalmólogo de inmediato.

Suelen manifestarse más comúnmente en personas miopes, mayores de 50 años o con operaciones de cataratas.

Aunque normalmente no suelen ser graves y los que sufren estas visiones aprenden a vivir con ellas, existen casos extremos que requieren la eliminación de estas “moscas volantes”.

El problema aparece cuando la persona que las sufre no le otorga ninguna importancia pero, realmente, este trastorno les está dificultando enormemente la visión.

La solución más fácil y recomendable para detectar si realmente es un caso grave, es acudir al oftalmólogo y realizarse una prueba con un oftalmoscopio, un instrumento que está a su disposición en Todo Óptica y que sirve para verificar la existencia del problema.

¿Qué soluciones tenemos para eliminarlas?

Hasta hace poco, la solución era realizar a los pacientes una cirugía bastante agresiva que, al final, terminaba generando más problemas de los que solucionaban a la mayoría de los afectados.

Pero gracias a diversas investigaciones, se ha desarrollado un nuevo laser que consigue eliminar estas manchas negras sin causar efectos secundarios. El funcionamiento de esta nueva técnica es similar al mítico juego de los marcianitos, pues, como si se tratara de una pistola, el especialista dispara hacia estos puntos negros que dificultan la visión normal de los afectados y va eliminando los restos orgánicos que quedan en los ojos.

Las sesiones suelen tener una duración media de entre cinco minutos y media hora.

Lo más recomendable es realizar este tratamiento dos veces, para conseguir eliminar del todo estas molestas “moscas volantes”.

Desde Todo Óptica, te aconsejamos que si ves constantemente estos cuerpos volantes, te realices una prueba con nuestros especialistas y ellos determinaran la gravedad y si realmente es necesario un tratamiento. ¡Ven a visitarnos!

Volver