Blog volver

| Signos que pueden indicarte que tu hijo no ve bien



A menudo os recordamos la importancia de hacer una revisión ocular a los niños al comienzo del curso escolar, y más en estos momentos en los que se han mantenido alejados de las aulas durante más tiempo de lo habitual.

El cuidado de la visión de los niños es imprescindible para evitar problemas de salud ocular y maximizar el rendimiento escolar.

A cualquier edad, una buena visión es esencial. Para los niños todavía más ya que, para poder leer, escribir, coordinar la relación ojo/mano, deben tener una cuidada salud visual.

Como los niños no son conscientes de ello, son los padres los que tienen que estar atentos a los distintos signos que pueden alertar sobre sus problemas de visión.

> Acercarse demasiado al libro o la pantalla, puede ser un síntoma de miopía.

> Frotarse los ojos al sentir picor o sequedad ocular, ya que esto suele estimular el lagrimeo y mitiga las molestias.

> Parpadear con frecuencia, al igual que el efecto anterior, hace que le lloren los ojos, aliviando la sequedad ocular y el picor.

> Entrecerrar los ojos, guiñarlos o fruncir el ceño, para mirar de cerca o lejos.

> Evitar tareas como leer o escribir cuando no ve bien de cerca o practicar deportes y actividades al aire libre cuando no ve bien de lejos.

> No calcular bien las distancias, lo que provoca que se tropiece con frecuencia.

> Mostrar sensibilidad a la luz y a adaptarse a los ambientes oscuros.

> Saltarse las líneas cuando lee, usando el dedo para seguir la lectura.

> Salirse de las líneas cuando colorea un dibujo.

> Torcerse mucho cuando escribe.

> Dolores de cabeza frecuentes.

Las afecciones más comunes en la niñez son la hipermetropía, la miopía y el astigmatismo. Hay estudios que hablan de que un 25% de los escolares tiene problemas de visión, y entre un 5 y 10 % de los preescolares.

Según un estudio de Visión y Vida, los problemas de visión son los causantes de un 30% del fracaso escolar.

En Todo Óptica os recomendamos que estéis atentos a estas señales y os recordamos que la mejor prevención, es una revisión ocular antes de empezar el curso escolar.

Volver