Blog volver

| Síndrome de Ménière


El oído es uno de nuestros sentidos más importantes, pero no siempre le prestamos la atención que requiere. Su cuidado y revisión debería ser un hábito imprescindible y realizarse una vez al año.

Un estudio reciente señala que el 80% de los españoles con pérdida auditiva, no llega a descubrirla hasta después de la mayoría de edad y que un 27% no se preocupa por sus oídos, a no ser que sufra molestias.

El Síndrome de Ménière es una enfermedad rara, de esas que afectan a un pequeño porcentaje de la población y cuyo origen suele ser genético.

El nombre de esta enfermedad se lo debemos a Prosper Ménière que, en 1861, presentó un estudio asociando las crisis de vértigo con la pérdida de audición.

Este trastorno crónico del oído interno se caracteriza por:

- Vértigos severos.

- La percepción de ruidos o sonidos, llamados acúfenos o tinnitus.

- Pérdida de audición o hipoacusia, que aparece y desaparece con cada crisis y que se va agravando hasta la posible pérdida de audición.

- Percepción de presión o dolor en el oído.

El oído interno tiene como principal función detectar el movimiento de nuestro cuerpo.

La enfermedad de Ménière está relacionada con el oído interno, se produce un exceso de líquido en el pabellón vestibular de éste, que está vinculado fundamentalmente con el sentido del equilibrio. Si el líquido aumenta de una manera continua, afecta directamente al sentido del equilibrio y a la pérdida de audición. Esta es una de las causas, pero también puede deberse a un traumatismo, alergia, infecciones, predisposición genética…o una combinación de todas ellas.

Esta patología afecta por igual a hombres y mujeres y suele producirse en un solo oído, y aunque se puede presentar a cualquier edad, es más frecuente en adultos.

El Síndrome de Ménière puede provocar fatiga, estrés emocional, depresión y ansiedad.

No existe una cura para esta enfermedad, pero muchas personas lo superan con medicamentos para el mareo, limitando la sal en la dieta y tomando diuréticos que ayudan al cuerpo a eliminar los líquidos. Cuando esto no funciona se puede acudir a la cirugía.

Recuerda que el oído tiene un papel esencial en nuestro bienestar, es fundamental para relacionarnos y comunicarnos, así como para el aprendizaje, por eso tiene una importancia vital cuidarlo.

Todo Óptica, de la calle Labradores,  es un centro auditivo equipado con la última tecnología, en el que podemos realizar un estudio integral de la audición y garantizar tu salud auditiva.

Volver