Blog volver

| Vitaminas para tus oídos



Minerales y vitaminas son necesarios para que podamos crecer de forma saludable, correcta y también para el desarrollo de nuestro organismo.

Estas sustancias esenciales llegan a nuestro organismo a través de la alimentación, por eso es tan importante llevar una dieta sana y equilibrada. Esto ayuda a que tengamos una vida más saludable y a que nuestros oídos gocen de una buena salud auditiva, de ahí las palabras con las que comenzábamos este blog.

Estas son las vitaminas que necesita nuestro cuerpo a diario para desarrollarse, la deficiencia de alguna de ellas puede conllevar problemas de salud.

     > Vitamina A
     > Vitaminas B (ácido fólico, biotina, ácido pantoténico, tiamina, B-6, niacina, riboflavina, B-12)
     > Vitamina C
     > Vitamina D
     > Vitamina E
     > Vitamina K

Una buena salud auditiva es calidad de vida, hasta el punto de que la carencia de algunas vitaminas favorece las infecciones de oídos y pueden provocar enfermedades más graves. También la ingesta de otras vitaminas puede contribuir a prevenir la pérdida auditiva.

A continuación, vamos a hacer un repaso de las principales vitaminas para la salud de nuestros oídos:

👉 Vitamina A, entre otras cualidades es un potente aliado para prevenir la ceguera nocturna y está presente en hortalizas como la calabaza, el pimiento rojo, en verduras de hoja verde y en frutas como el melón.

👉 Vitamina B9, ácido fólico, presente en cereales, legumbres y verduras como el brócoli, las espinacas o los espárragos. Un estudio ha demostrado que las personas con niveles bajos de ácido fólico son más propensas a desarrollar presbiacusia (pérdida auditiva). El ácido fólico ayuda al organismo a crear células nuevas.

👉 Vitamina C, además de ayudar a combatir los resfriados, también influye en nuestra salud auditiva ya que es un firme aliado contra la oxidación y los radicales libres, reduce el daño de las células ciliadas cocleares y la pérdida auditiva asociada al ruido. Podemos encontrarla en las naranjas, el kiwi, los tomates, las fresas o verduras como las coles de Bruselas o el brócoli.

👉 Vitamina E, al igual que la vitamina B es un potente antioxidante que nos protege de la pérdida auditiva relacionada con la edad, a desechar aquello que nuestro cuerpo no necesita y fortalece nuestro sistema inmunitario. Los frutos secos, el aguacate o las acelgas, son ricos en esta vitamina.

👉 Vitamina D, es una de las pocas vitaminas que puede producir nuestro organismo a través de la exposición a los rayos de sol. Ayuda a que el cuerpo absorba el calcio y diferentes estudios han demostrado que su deficiencia puede incidir en la aparición de otitis. Las fuentes naturales de vitamina D son los pescados grasos, los champiñones, la yema del huevo, la leche, el hígado y por supuesto, el sol.

Además, también son importantes para nuestra salud auditiva minerales como el zinc, que nos defiende de las infecciones y es muy eficaz en el tratamiento de tinnitus. Presente en los frutos secos, las legumbres y el chocolate negro.

También el magnesio, que según distintos estudios actúa a modo de barrera protectora para las delicadas células ciliadas del oído interno, ante ruidos fuertes. Además, la falta de magnesio puede provocar que los vasos sanguíneos del oído interno se contraigan, privándolo del oxígeno necesario para su correcto funcionamiento. Se encuentra en verduras de hoja verde, alcachofas, tomates y frutas como el plátano.

El Omega 3, ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos del oído interno por sus propiedades antiinflamatorias y está presente en todos los pescados grasos como el salmón.

Desde Todo Óptica os queremos recordar la importancia de una alimentación sana y variada para nuestra salud general.

Volver