Blog volver

| Combatir la miopía con Orto-K



Según el tipo y la cantidad de dioptrías, la miopía se puede corregir de diversas formas, uno de estos tratamientos, posiblemente el menos invasivo, es la ortoqueratología.

Las lentes Orto-K son una alternativa perfecta para corregir la miopía, sin necesidad de una intervención quirúrgica.

La ortoqueratología es una técnica de vanguardia para corregir la miopía y ralentizarla, tanto en adultos como en niños.

La ortoqueratología consiste en moldear la curvatura de la córnea, compensando el desenfoque periférico de la retina, mediante el uso de unas lentillas semirrígidas que se emplean durante las horas del sueño. Esto permite ver correctamente sin necesidad de gafas, ni lentes de contacto, durante todo el día.

La córnea es una capa traslúcida muy flexible, que se sitúa en la parte anterior del ojo con forma de cúpula. Su misión es proyectar la luz sobre la retina, lo que proporciona al ojo la capacidad de enfocar.

Solo hay que mantener la rutina de utilizarlas por la noche para mantener la corrección visual y por supuesto, mucha higiene para evitar posibles infecciones.

La adaptación de las lentillas Orto-K es un proceso totalmente personalizado, adaptándose a las necesidades visuales de cada persona. Por eso es importante acudir a expertos en esta técnica.

No hay un límite de tiempo en el que se puedan usar las lentes de ortoqueratología, se deben mantener seguimientos frecuentes, y si tus ojos permanecen sanos y cómodos, se pueden usar durante años.

En Todo Óptica somos especialistas en ortoqueratología, consúltanos sin compromiso y libérate de gafas y lentillas durante todo el día.

Volver