Blog volver

| Cómo mantener tus gafas en perfecto estado



Has encontrado tu modelo ideal de gafas, ahora es el momento de cuidarlas para que luzcan como el primer día.

Agua tibia y jabón neutro es lo mejor para limpiar las gafas, frotando suavemente con las yemas de los dedos y secando con una gamuza de microfibra o un paño de algodón, si la montura es metálica debemos secarla bien y evitar humedecerla en exceso.

En Todo Óptica tenemos productos específicos para la limpieza de las gafas, no abrasivos, para no estropear ni la montura, ni las lentes.

Nunca uses el borde de una camiseta o el jersey para limpiarlas, un gesto muy típico que puede rayarlas fácilmente, lo mejor es limpiarlas con una gamuza.

Lava la gamuza de vez en cuando para asegurarte que no vas a manchar las gafas, además evitarás arañazos y rayones.

Pliega las gafas cuando no las uses, y hazlo correctamente, primero la varilla de la derecha y luego superponemos la de la izquierda, si lo hacemos al revés, se puede deformar la montura, ya que queda un pequeño hueco.

Utiliza la montura para quitarte y ponerte las gafas, ya que las varillas suelen ser finas y se pueden deformar, también evitarás tocar las lentes con los dedos.

Guarda las gafas en la funda, es la mejor manera de protegerlas cuando no las estamos usando.

Aléjalas de las fuentes de calor, se puede deformar la montura e incluso dañar las lentes.

Llévalas a tu óptico/optometrista cada seis meses para hacerlas una revisión y que las regule según tus necesidades.

En Todo Óptica encontrarás las gafas más adecuadas para ti, puedes elegir entre una amplia variedad de marcas y estilos. También te ofrecemos los productos y consejos necesarios para mantenerlas en perfecto estado.

Volver