Blog volver

| Gafas con lentes de luz azul ¿por qué son necesarias?



La principal fuente de luz azul es el sol, por eso es importante proteger nuestros ojos al aire libre, pero también necesitamos protección frente a la luz azul que emiten las pantallas, fluorescentes y luces LED, algo que no solemos tener en cuenta.

En condiciones normales la luz azul es buena, el problema es la sobreexposición, que puede producir visión borrosa, cefaleas y trastornos del sueño, ya que este tipo de luz afecta a la melatonina, la hormona que regula el sueño, alterando el ciclo natural. Al alterarse nuestro descanso estaremos más irritables, de peor ánimo, nos alimentamos peor, dejamos de hacer ejercicio… esto puede desencadenar trastornos emocionales, como el estrés, la depresión o la ansiedad.

El exceso de luz azul también genera problemas directamente relacionados con la salud visual como el ojo seco y la fatiga visual. Estos síntomas se encuadran dentro del llamado síndrome visual informático debido a que no parpadeamos con la frecuencia necesaria y disminuye el movimiento ocular, ya que fijamos en exceso la vista.
Algunos especialistas señalan que la excesiva exposición a la luz azul provoca pérdida de visión y a largo plazo degeneración macular. Las gafas con lentes de luz azul cuentan con un filtro que protege de las ondas de luz, con la ventaja de que se pueden graduar, preservando el cristalino y la retina.

Si por tu trabajo o aficiones pasas bastantes horas frente a las pantallas, te recomendamos usar gafas con lentes de luz azul. En Todo Óptica tenemos una amplia selección de gafas con lentes de luz azul, como las gafas de la marca Ray-Ban, que además se pueden graduar.

Volver