Blog volver

| Los audífonos mejoran nuestra calidad de vida



El uso de audífonos ante la pérdida de audición nos permite mantener nuestra calidad de vida, evitando que nos aislemos. Cada vez hay más estudios que relacionan la pérdida auditiva con problemas de demencia y deterioro cognitivo. Utilizar audífono favorece la comunicación, la integración en las conversaciones y nos permite mantener en forma el cerebro.

Los audífonos permiten interactuar con otras personas, gozar de cada detalle de la vida, proporcionándonos ventajas tanto a nivel físico como psicológico. Además, al tener que hacer menos esfuerzo para escuchar, nos concentramos mejor, reduciendo el nivel de cansancio y agotamiento, al no tener que emplear tanta energía en entender lo que ocurre a nuestro alrededor.

Los audífonos aumentan nuestra autonomía y confianza para realizar cualquier actividad de tipo social.

El desarrollo tecnológico en los sistemas de audición, los avances en calidad de sonido, diseño y tamaño, también ha influido significativamente en la psicología de los usuarios.

En Todo Óptica sabemos que es importante escuchar a cada paciente, para desarrollar un tratamiento personalizado. Conocer las circunstancias de cada caso es indispensable para saber qué tipo de tratamiento y modelo de audífono es el más adecuado para aumentar su calidad de vida.

Es importante hacerse una revisión en cuanto notemos que perdemos calidad auditiva, ya que está demostrado que cuando empezamos a utilizarlos audífonos nuestra audición mejora rápidamente.

En muchos casos la pérdida de audición va acompañada de distintas fases, desde la incomprensión, hasta la negación, las personas que estamos alrededor debemos ayudar para afrontar el problema y buscar una solución, sin estigmatizar.

En Todo Óptica de la calle Labradores disponemos de un gabinete audiológico de última generación. Proponemos soluciones individualizadas, buscando el tratamiento más adecuado a cada necesidad y estilo de vida, con audífonos personalizados. Os acompañamos en la adaptación de su uso, con un seguimiento cercano, comprobando la evolución y realizando los ajustes necesarios.

¡Revisa tu audición una vez al año!

Volver