Blog volver

| Qué características deben tener las gafas para conducir



Utilizar gafas de sol durante la conducción, nos protege no solo de los rayos de sol, también de deslumbramientos y de posibles accidentes derivados de ello.

No todas las gafas de sol son apropiadas para conducir, a continuación, os contamos qué requisitos deben tener para elegir las correctas.

Primero tendréis que elegir entre gafas de sol polarizadas, o no.

Las gafas de sol polarizadas cuentan con lentes que filtran la luz desde determinados ángulos, reduciendo los reflejos, aportando naturalidad a los colores y al contraste, permitiendo que nuestra visión vaya más lejos. Además, reducen la fatiga ocular, muy importante cuando estamos conduciendo, y son las recomendadas para las personas que tienen ojos muy sensibles a la luz. Se pueden graduar e incluso adaptar a lentes progresivas.

Hay que tener en cuenta que también tienen sus inconvenientes, ya que suelen reducir la visibilidad en pantallas digitales, por ejemplo, el navegador y los cuadros de mando.

Para saber si las gafas son polarizadas hay que mirar en el interior de las patillas para buscar la letra P (Polarized).

Una vez elegidas las gafas de sol, polarizadas o no, deberás tener en cuenta algo muy importante, el tipo de filtro, que marca el grado de protección frente a los rayos UV, y se suele encontrar impreso en la montura.

Los filtros se dividen en 5 categorías, que van del 0 al 4 dependiendo de la capacidad de absorción lumínica visible, básicamente, cómo vemos y cómo nos sentimos de protegidos con ellos.

• El 0 protege entre un 3 a un 30%, insuficiente.
• El 1 protege entre un 21 y 57%, protección baja, para días nublados.
• El 2 protege entre un 58 y 82%, media, para días soleados.
• El 3 protege entre un 83 y un 92%, avanzada.
• El 4 protege entre un 93 y un 97%, protección intensa, este filtro no es apto para conducir.

La elección de la montura no es solo una cuestión estética, hay que tener en cuenta que el 60% de la luz que llega a nuestros ojos proviene de la parte superior y de los laterales. Por lo tanto, lo mejor es escoger una montura que sea grande y envolvente para minimizar ese porcentaje.

Y por último, el color de las lentes. No todas las lentes ofrecen la misma visibilidad en cualquier tipo de condición meteorológica, ni proporcionan la misma agudeza visual. También influye el tipo de cristal.

Lentes de color verde, proporcionan comodidad. Recomendados para la hipermetropía.
Lentes de color marrón, tienen un mayor contraste y buena calidad de visión. Buenas para el astigmatismo.
Lentes de color amarillo, perfectas para cuando hay poca luz y para conducir de noche.
Lentes de color gris, son para ver los colores sin distorsiones, de forma más natural. Recomendados para la hipermetropía.
• Las lentes fotocromáticas no son adecuadas para conducir, ya que la mayoría no se oscurecen lo suficiente.
• Las lentes de espejo tampoco son adecuadas para conducir, ya que reducen en exceso el contraste.
 
¡Ven a Todo Óptica, te ayudaremos a escoger las gafas que mejor se adapten al tipo de actividad que vayas a realizar!

Volver