Blog volver

| Qué debes tener en cuenta al elegir las gafas de los niños



Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es que a los niños les suele dar apuro usar gafas, así que, es importante involucrarles en la elección.

El tamaño de la montura de las gafas debe de ser pequeña, tanto si la graduación es pequeña, como si es mayor y necesita unos cristales más gruesos, ya que aumentan el grosor y el peso de la propia gafa. 

Las varillas de las gafas deben ser envolventes en la parte posterior de la oreja, lo que evitará que las gafas se deslicen hacia abajo. También se puede optar por monturas con correa elástica, sobre todo para los niños más pequeños.

El puente es aconsejable que sea metálico, ya que suelen incorporar plaquetas ajustables. Hay que tener en cuenta que los niños no tienen todavía la nariz completamente desarrollada y este tipo de plaquetas, evitará que las gafas se deslicen hacia abajo. Si lo prefieres, puedes elegir monturas de pasta, pero siempre con plaquetas que se ajusten a la nariz, ya que el deslizamiento constante, además de incómodo, puede hacer que el niño se habitúe a mirar por encima de ellas.

Los materiales de los que están hechas las monturas también son importantes. Hay que mirar si existe algún tipo de alergia a algún material, por eso es aconsejable evitar las monturas metálicas. Generalmente las gafas infantiles son de pasta, difíciles de romper y doblar. Las monturas de silicona son las más adecuadas para bebés, por su resistencia y flexibilidad.

Las lentes es mejor que sean orgánicas, por su ligereza, sobre todo si las graduaciones son altas y por su resistencia a los golpes.

Para finalizar, lo más recomendable es tener siempre un segundo par de gafas, los niños son niños y perder las gafas o romperlas, puede ocurrir con cierta facilidad.

En Todo Óptica contamos con una amplia colección de gafas infantiles y juveniles de las mejores marcas, para que puedas elegir las más adecuadas.

Volver